INFOANPRESS
Domingo 17 de Noviembre de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Identifican y ligan a un barra de Central con el atentado a Bonfatti
Uno de los autores materiales de los disparos contra el domicilio del gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, dos semanas atrás, fue identificado ayer como Brian González, un hombre con una larga lista de antecedentes penales y ligado al jefe de la barra brava de Rosario Central, Andrés "Pillín" Bracamonte.

Noticia
Uno de los autores materiales de los disparos contra el domicilio del gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, dos semanas atrás, fue identificado ayer como Brian González, un hombre con una larga lista de antecedentes penales y ligado al jefe de la barra brava de Rosario Central, Andrés "Pillín" Bracamonte.   González está siendo buscado intensamente por orden de la jueza de instrucción N° 5 de Rosario, María Luisa Pérez Vara, y por pedido de un equipo de fiscales. Aunque las fuentes consultadas no descartan ninguna línea de investigación, las miradas judiciales también empezaron a centrarse en las propias filas de la policía santafecina.   La investigación llegó hasta González, conocido en el mundo del delito como "el Gordo Brian", a través de una prueba sustancial: un proyectil calibre 9 milímetros, que fue encontrado frente a la casa de Bonfatti durante los peritajes. Esa bala fue percutada por la misma arma que se usó en un crimen que ocurrió el 7 de septiembre pasado -cuatro días antes del ataque al gobernador de Santa Fe-. González es el principal sospechoso de asesinar con una pistola 9 milímetros a Marcelo Flavio Giménez, de 52 años. Los proyectiles que se hallaron tanto en este homicidio como frente al domicilio de Bonfatti fueron sometidos a peritajes que confirmaron que fueron disparados por la misma pistola usada por "el Gordo Brian".   González está siendo buscado por orden de la jueza de Instrucción N° 5 María Luisa Pérez Vara y por pedido de un equipo de fiscales, coordinados por el procurador general de la Corte Suprema, Jorge Barraguirre, que llevan adelante la investigación. Anteayer la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la División Judicial de la Unidad Regional II realizaron once allanamientos en distintos domicilios de Rosario y Granadero Baigorria. Tres personas quedaron detenidas y ayer fueron indagadas por la magistrada.   Tras tener identificado al presunto autor material del atentado, en la Justicia deben avanzar ahora sobre el ideólogo del ataque a balazos contra el domicilio de Bonfatti el 11 de septiembre pasado. En el frente de la casa quedaron las marcas de siete proyectiles, y tres ingresaron por la puerta y la ventana del living, donde el gobernador se encontraba esa noche junto con su pareja Silvia Tróccoli mirando televisión.   Los investigadores tienen la certeza de que González es un sicario y que disparó contra la vivienda de Bonfatti "porque fue contratado por dinero". Desde un principio, la hipótesis más fuerte que surgió en el marco de la investigación apuntó a los grupos narcocriminales, que durante los dos últimos años fueron protagonistas de la violencia en Rosario.   Aunque las fuentes consultadas no descartan ninguna línea de investigación, las miradas en la Justicia comenzaron a centrarse en las propias filas de la policía santafecina. Una semana después del atentado, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, deslizó esta hipótesis, al advertir: "No descartamos que haya personal de la estructura policial que esté vinculado, junto con los líderes de la banda Los Monos que han caído".   Esta pista vincula el ataque a Bonfatti con una disputa interna en la que se dirime la futura conducción de la Policía de Investigaciones, una fuerza especializada que será clave en el nuevo sistema procesal penal que comenzará a regir en febrero próximo.   Ayer la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) allanó la comisaría 10a del barrio de Alberdi, que tiene jurisdicción en la zona donde vive Bonfatti. En un auto que se encontraba en el patio de esta dependencia policial se incautó una pistola 11.25. Dos mensajes anónimos que llegaron a la TOE indicaron que ese revólver es el que "se usó" en el ataque contra Bonfatti. La jueza Pérez Vara ordenó un allanamiento en la comisaría y pidió que quedaran incautados los teléfonos celulares de todos los policías, que a partir de hoy serán sometidos a peritajes.   Fuente La Nacion.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter