INFOANPRESS
Domingo 25 de Agosto de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Los italianos aun no entran al canje y Boudou piensa estrategias de seducción para alcanzar el 60%
Si bien en Japón la conformidad de los bonistas es masiva, lo cierto es que el canje de deuda se ubica todavía en un nivel de aceptación total de 54% de los u$s 18.300 millones en default. Y para alcanzar el 60% que el Gobierno pretendía como piso, necesita indispensablemente convencer a los bonistas italianos que dudan de aceptar la oferta. Fuentes oficiales admitieron que concentran sus esfuerzos en los bonistas de ese país que no tienen juicios contra la Argentina -éstos, para ingresar, deben renunciar a esos litigios-. Y que los bonistas litigantes proseguirán con las demandas.

Noticia
El Palacio de Hacienda descuenta que quienes tienen litigios no aceptarán la oferta. La mira está puesta sobre la Task Force, que demanda u$s 4.300 millones ante el Ciadi

Los juicios de los bonistas italianos contra el país por la deuda impaga podrían complicar el tramo final del canje, que necesita de un masivo ingreso de inversores de ese país para llegar al 60% de piso que fijó el ministro de Economía, Amado Boudou, para mostrarse satisfecho con la operación. Hasta el miércoles pasado, según datos oficiales, la aceptación rondaba el 54% de los u$s 18.300 millones en default. El ingreso de inversores minoristas promedia algo más de u$s 100 millones diarios. Ayer, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, confirmó desde Tokio que el ingreso de los bonistas japoneses es masivo. Allí existen holdouts con al menos u$s 300 millones.

Pero ahora,el Ministerio de Economía debe seducir a los italianos que siguen reacios. Fuentes oficiales admitieron que concentran sus esfuerzos en los bonistas de ese país que no tienen juicios contra el país -éstos, para ingresar, deben renunciar a esos litigios-. Y que los bonistas litigantes proseguirán con las demandas.

Si bien se desconoce a ciencia cierta cuántos tenedores de deuda insisten por la vía judicial, el representante de la Task Force Nicola Stock dice englobar a 180.000 bonistas que reclaman u$s 4.300 millones ante los tribunales internacionales del Ciadi. Según sus cálculos, habría en Italia otros 20.000 holdouts con algunos cientos de millones más.

Los cálculos del Palacio de Hacienda son más conservadores. Estiman que quedan tenedores minoristas con u$s 4.000 millones, de los cuales u$s 3.000 millones están en italia.

Independientemente de la cifra de italianos que diga representar Stock, tiene poderes de la mayoría de los inversores con bonos. Stock había dado vía libre a sus representados, aunque deben comunicarle si aceptan la oferta o continúan dentro del grupo que espera que el Ciadi tome su caso.

Mientras tanto, el subsecretario de Financiamiento, Adrián Cosentino, llegó ayer a Milán para reunirse con representantes de los principales bancos italianos, que tienen entre sus clientes a los bonistas y deben acercarles la propuesta argentina. Si bien los nombres de las entidades no trascendieron, se trataría de algunos bancos cooperativos, Unibanco y BNL. Hoy, Cosentino y Lorenzino continuarán con una agenda similar en Milán y Roma.

La operatoria en Italia es compleja. Los funcionarios argentinos se reúnen con representantes de las entidades financieras, que a su vez deben bajarle la información y el procedimiento a las sucursales. Éstas son las que contactan a los clientes y les acercan las planillas. Completar los formularios demanda tiempo: allí los italianos deben expresar que no tienen juicios contra el país y eso debe contrastarse. También deben optar por la opción Par, para minoristas, o Discount.

En Japón la operatoria fue más grata. Economía descontaba que la mayoría de los holdouts iba a ingresar al canje, porque la operatoria está concentrada en pocos bancos. Lorenzino confirmó ayer que, con la reestructuración de 2005 y la actual, el 99% de la deuda en poder de japoneses está regularizada. “La adhesión de la transacción de bonos samurai alcanza el 72% y la de euroyenes el 82%”, dijo.

El canje finaliza el martes 22. La liquidación de los títulos se efectuaría, incluso para quienes ingresaron en el primer tramo, después de esa fecha, por la complejidad operativa que representan para el agente de cambio, el Bank of New York, los más de 150 bonos elegibles.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter