INFOANPRESS
Lunes 23 de Octubre de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Clarín consiguió que la DAIA le hiciera un comunicado distinto al que firmó con Boudou
El periodismo que está ejerciendo el Grupo Clarín es verdaderamente increíble y asombroso. El diario exhibió hoy su enojo con la DAIA porque decidió compartir un comunicado con Amado Boudou que rectifica la inadecuada metáfora del ministro. El Grupo esperaba, en vano, que la colectividad empalizara al funcionario en Plaza de Mayo, para la solaz y satisfacción del Grupo que tiene a Boudou en uno de los ministros más combativos en la lucha por quebrar el monopolio informativo y la manipulación de la noticia en la Argentina.

Noticia
La bronca de Clarín es porque Aldo Donzis y Boudou evaluaron, en el comunicado, que no es correcto “que estas consideraciones sobre el holocausto no deben seguir siendo motivo de utilización periodística”. Clarín le dio al tema la tapa del diario, el último sábado, con intención de armar un gran revuelto político y causar otro frente de tormenta al gobierno pero en este caso con la colectividad judía.

No solo se enojó, Clarín también se ofendió al forzar la interpretación que el que utilizó periodísticamente el caso fue Boudou. La cronista, que por supuesto cumple ordenes, señaló que Clarín y La Nación no fueron los que usaron periodísticamente la frase, sino que fue el propio ministro. En realidad, el funcionario se equivocó por la infeliz frase y no es propietario de ningún medio para supuestamente usarla. No fue Boudou quien hoy le dedicó tres páginas –las primeras del diario- más un recuadro en tapa al tema con fines de “utilización periodísticas”.

La ofensa llevó al diario a comunicarse telefónicamente con Donzis para pedirle explicaciones. Es frecuente que el Grupo, cuando algo lo disgusta o va en contra de sus intereses, llame al protagonista lo cual denota conductas de poder. Infunde miedo: gobiernos han sucumbidos por 10 tapas consecutivas en contra del diario, que manipula a la clase media.

Lo más raro, tras la charla con Donzis, es que le adjudican gestos de sorpresa por el tenor del comunicado. Es mas, lo desconoce, dice insólitamente el diario. Claro se cuida de no publicar ninguna frase textual del titular de la DAIA, al que le adjudica haber dicho que ese comunicado que se difundió por todo el país era un “texto de referencia”.

La maledicencia de Clarín se completó con las consabidas “fuentes bien informadas” en las que, sostiene, “sectores de la colectividad manifestaban su disgusto porque DAIA y otras instituciones judías –que insistieron en que Boudou se retractara- ayer no pidieron que hiciera lo mismo para con los periodistas. El periodista Kanenguiser es judío”.

El poder de Clarín es tan fuerte que logró que Donzis les hiciera un comunicado especial para el Grupo con final distinto. Por email la DAIA dijo que “estas expresiones sobre el holocausto no deben ser utilizadas para dirimir ningún tipo de conflicto”.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter