INFOANPRESS
Domingo 9 de Diciembre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Salideras bancarias: Se promulgó la nueva ley
Fue promulgada de hecho la ley que fijó medidas de seguridad que deberán implementar las entidades financieras para reducir la posibilidad de que en las sucursales y sus alrededores se concreten hechos delictivos

Noticia
La norma 26.637, publicada hoy en el Boletín Oficial, fue sancionada a fines de septiembre y establece que los bancos deberán montar en las líneas de caja y los cajeros automáticos, un sistema de protección de los clientes "que impida la observación de terceros".

Además, el tesoro y las cajas de seguridad deberán ser blindadas con estructuras de cemento y acero. Y en el caso de las cajas, tendrán que estar separadas de paredes medianeras y contar con sistemas a prueba de incendios y de violación por elementos mecánicos o soplete oxhídrico.

Otra de las medidas de seguridad será la doble puerta en el tesoro, una de ellas con cerradura tripleconométrica.

A partir de ahora, los bancos deberán implementar también inhibidores de señal que impidan el uso de teléfonos celulares en el interior de sus sucursales.

La ley aclara que esos dispositivos no deberían interferir ni impedir el uso de telefonía móvil en el exterior de la entidad financiera.

La norma también autoriza al Banco Central a exigir otros dispositivos de seguridad a las sucursales bancarias, en función del volumen de sus depósitos, y otorga 60 días a la autoridad monetaria para emitir las normas reglamentarias necesarias.

Al mismo tiempo, una vez al año, el Central deberá elaborar un informe sobre las medidas de seguridad que se aplican en los bancos y presentarlo ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de Órganos y Actividades de la Seguridad Interior.

Las medidas establecidas por el Congreso nacional se suman ahora a las que anunció el Gobierno, que apuntaron a aumentar la bancarización. Entre ellas se encuentra el acceso a una caja de ahorro gratuita con una tarjeta de débito adherida, la reducción de los costos de las transferencias bancarias y el relanzamiento de los cheques cancelatorios.

Esas medidas se anunciaron luego de un acuerdo alcanzado entre la Casa Rosada y las asociaciones bancarias, cuando una serie de salideras bancarias violentas pusieron a la seguridad de las entidades financieras en el centro de las críticas.

La caja de ahorro gratuita tiene un saldo máximo de 10 mil pesos y no tiene costo de mantenimiento. Tampoco se cobran las extracciones que se hacen en los cajeros automáticos, los débitos directos ni los débitos por compras en comercios.

A partir del próximo lunes, 1 de noviembre, las transferencias bancarias que no superen los 10 mil pesos serán gratuitas, siempre que se realicen por homebanking y cajeros automáticos. Ese límite se podría ampliar en caso de que el banco lo autorice.

También se limitaron los cargos que los bancos aplican por las transferencias en ventanilla. Por giros de hasta 50 mil pesos, la comisión máxima se fijó en 5 pesos; para los de entre 50 y 100 mil no puede superar los 10 pesos, y para montos superiores a los 100 mil pesos, los cargos no pueden exceder los 300 pesos.

Por otro lado, el Gobierno decidió relanzar los cheques cancelatorios, que se crearon en 2000. Para esos instrumentos son los bancos los encargados de poner el importe y la clase de moneda que les pida el cliente, que deberá entregarle el monto en la moneda en la que se emitirá el instrumento.

El cheque cancelatorio permite un máximo de dos endosos para personas físicas, y el cliente que lo solicite deberá tener una cuenta y su firma registrada en el banco. Y para cobrarlo, quien lo reciba deberá dirigirse al banco en el que tenga cuenta y firma registrada.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter