INFOANPRESS
Domingo 9 de Diciembre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Todos a Tacuarí al 1800: festejan hoy 10 años sin libertad gremial en Clarín y Olé
Ex trabajadores, compañeros de rutas, militantes que no simpatizan con la concentración mediática, harán un acto a partir de las 15 en la puerta del diario Clarín, en Tacuarí al 1800, para repudiar que un 4 de noviembre como hoy, pero del año 2000, el diario Clarín y el deportivo Ole despidieron a 117 trabajadores que integraban la comisión interna del gremio de prensa que, por otra parte, también fue abolida dado que no hay representación gremial en el diario que conforma el Grupo que dice defender a los trabajadores y las libertades individuales.

Noticia
El repudio servirá para informar que en el diario más importante del país se prohibió la actividad sindical y que cumple 10 años la persecución a los trabajadores. El vocero de la marcha es Pablo Llonto, uno de los últimos delegados despedidos sin causa hace 10 años y que por otra parte acudió a la Justicia laboral que conminó a que la empresa lo restituyera en su puesto de trabajo dada la inmunidad sindical. Es lo que en buen romance se llamada dictadura empresarial, la que aprendieron en tiempos de la dictadura militar.

Llonto fue periodista del diario y actualmente es abogado de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y está patrocinándolas en diversas causas por violaciones a los derechos humanos. Tiene una activa participación en la causa que debe dilucidar el ADN de Marcela y Felipe Noble, hijos apropiados de Ernestina Herrera de Noble en tiempos del dictador Jorge R. Videla y que se presume que son hijos de desaparecidos. Llonto es además autor del libro “La Noble Ernestina” en la que cuenta esa causa judicial y entretelones de historias que se desarrollaron en el edificio de la calle Tacuarí y que nunca vieron la luz pública.

El Poder de Clarín es inconmensurable: para darse una idea se arroga la facultad de desoír a la Justicia. No cumple con los fallos judiciales porque sabe que a la larga el juez que emitió la resolución tendrá que pactar con el grupo a cambio de protección mediática. Así se movió y se mueve el monopolio, que ha conseguido parvas de amparos en la Justicia que demoraron la puesta en vigencia de la Ley de Medios Audiovisuales. Además, desairó al fuero civil y comercial porque está obligada a través de Cablevisión a cumplir con las resoluciones oficiales de respetar la nueva grilla de canales. La empresa de cable es la única en el país que no las cambió. Demostración de poder.

El acto está previsto que empiece a las 15 y se extenderá hasta las 19 horas, que se descuenta no será cubierto por ninguna empresa de medios que forman parte de las casi 300 emisoras del Grupo. Tampoco la llamada prensa independiente, que se solidariza por intereses o se somete por miedo a las represalias a las que acostumbra apelar el CEO, Héctor Magnetto.

Quizá esté bien que así sea ya que, se supone, que el Grupo Clarín es la parte débil en la confrontación con el gobierno, según la visión de Jorge “Estoy harto” Lanata, quien los organizadores creen que emitirá algunas imágenes en su programa de cable por Canal 26.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter