INFOANPRESS
Martes 24 de Octubre de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
La familia Macri vendió MacAir a Avianca por 10 millones de dólares
La operación incluyó cinco aviones pequeños, el hangar en Aeroparque y otros activos de la firma

La familia Macri vendió la empresa aeronáutica MacAir Jet por 10 millones de dólares a Avianca. El monto de la operación -hasta ahora confidencial- se desprende del contrato que firmaron ambas empresas, que está en manos de las autoridades a la espera de que se analicen posibles incompatibilidades con una nueva normativa impulsada por el Gobierno.   Las negociaciones, que se extendieron por más de un año, incluyeron reuniones en distintos lugares de América latina, según pudo reconstruir LA NACION de fuentes que participaron del proceso. El primer encuentro ocurrió en San Pablo, lugar de residencia del interesado, Germán Efromovich. Hasta allí viajaron Leonardo Maffioli, CEO de Socma, y Carlos Colunga, titular de MacAir Jet, en 2015, para encontrarse con el dueño de Avianca.   Socma ya embolsó el 30% del monto, tal como consta en el contrato. Avianca pagará el resto del dinero en cuotas hasta 2018. La operación había quedado cerrada en el primer trimestre de 2016, aunque los documentos se terminaron de firmar recién en octubre del año pasado. El 27 de diciembre, Avianca oficializó en una audiencia pública su pedido a la ANAC para operar nuevas rutas aéreas.   MacAir Jet formaba parte de Socma, la histórica empresa de los Macri. Ni Franco ni Mauricio Macri participan ya de la compañía, pero Socma es 100% de la familia del Presidente. Franco dividió las acciones entre sus hijos en 2009. Mauricio, entonces jefe de gobierno porteño, cedió sus acciones a tres de sus hijos, que se reparten en porciones iguales.   En la negociación por la venta de MacAir, los representantes de los Macri pidieron US$ 16 millones por la compañía, pero la operación se cerró un año más tarde en US$ 10 millones. La resistencia del comprador y la necesidad del vendedor, sostienen, fueron los dos elementos que pesaron en la negociación. "Sabíamos que, por ser un mercado que necesita autorizaciones del Estado, MacAir iba a ser motivo de permanentes discusiones", reconoció Maffioli la semana pasada en una entrevista con este diario.   La transferencia de bienes incluye los cinco aviones Jet Stream 32 SP turbohélice de MacAir Jet, cotizados en aproximadamente un millón de dólares cada uno. También, el derecho a utilizar el hangar en Aeroparque, un activo estratégico para el ahorro de la empresa en el traslado de los aviones. Ese espacio clave fue motivo de lucha en épocas del kirchnerismo: el Organismo Regulador de Sistemas Nacionales de Aeropuertos (Orsna) había decretado en 2013 que todas las líneas aéreas con capacidad de transporte inferior a 30 pasajeros no podían operar desde Aeroparque. La Justicia suspendió la medida.   La venta de MacAir incluye, además, todos los requisitos para operar. "Avianca compró una empresa que está lista para volar ya mismo. Si creaba una empresa nueva, iba a tardar no menos de dos años en salir al mercado", confió una fuente con décadas en el sector.   La operación, sin embargo, está bajo la lupa de la Justicia. El fiscal Jorge Di Lello impulsó una investigación para determinar si existió una maniobra para favorecer a la ex empresa de la familia Macri con la asignación de nuevas rutas aéreas. El fiscal, incluso, pidió que el contrato confidencial que firmaron MacAir y Avianca sea entregado al juez federal Sergio Torres.   La Nacion

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter