INFOANPRESS
Sabado 24 de Junio de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Manifestantes salen a las calles en Brasil al grito de "Fuera Temer"
El diario "O Globo" reveló que lo hizo el dueño del mayor frigorífico del país. El Presidente, presuntamente, pide mantener el pago de un soborno al ex titular de Diputados, preso por el Lava Jato.

Noticia
Manifestantes se volcaron esta noche a las calles de San Pablo, Brasilia y otras capitales para exigir la renuncia del presidente Michel Temer y la convocatoria a elecciones anticipadas.   Las protestas ocurren luego de revelarse que el dueño del holding alimenticio JBS, Joesley Batista, denunció que Michel Temer dio su aval para silenciar, mediante dinero, al ex diputado Eduardo Cunha preso desde el año pasado por la causa del Lava Jato.​ "Fuera Temer" fue una de las consignas más repetidas en la Avenida Paulista, principal arteria de San Pablo, donde marcharon los movimientos sociales, informó la agencia internacional ANSA.   "Ahora la gente salió desorganizada, pero mañana va a haber más manifestaciones para pedir la renuncia de Temer y elecciones directas ya", declaró un activista en San Pablo.     A esa misma hora grupos de opositores se concentraban en Brasilia, bajo una persistente lluvia, frente al Palacio del Planalto para pedir la salida del mandatario que estaba reunido con ministros.     Más temprano, el presidente Michel Temer indicó a través de su oficina de prensa que “jamás solicitó pagos para obtener el silencio del ex diputado Eduardo Cunha".   El dueño del holding alimenticio JBS, Joesley Batista, denunció que el presidente Michel Temer dio su aval para silenciar, mediante dinero, al ex diputado Eduardo Cunha preso desde el año pasado por la causa del Lava Jato.   El empresario entregó a la procuración general, conducida por el fiscal de fiscales Rodrigo Janot, una grabación donde el jefe de Estado le pide que “cuide del asunto” del ex parlamentario. Esto ocurrió el 7 de marzo último. Y según el dueño de JBS, la conversación tuvo lugar en el Palacio de Jaburú, que habita el mandatario.   Batista reveló que él llegó ese día a la residencia oficial en Brasil “con la máxima discreción” y dijo que Temer ya lo aguardaba. La reunión fue de solamente ellos dos y no consta de la agenda presidencial de ese día. El ejecutivo decidió llevar en su bolsillo un grabador para, precisamente, tener con qué probar lo que iba a ocurrir. Ambos conversaron según revela el diario O Globo por 40 minutos sin testigos. Pero ese diálogo resultó íntegramente grabado.   En relación a las denuncias que podrían comprometer su permanencia en el cargo, el presidente Michel Temer indicó a través de su oficina de prensa que “jamás solicitó pagos para obtener el silencio del ex diputado Eduardo Cunha. No participó ni autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar la delación (del legislador)”. Afirma, también, que “el encuentro con el empresario Joesley Batista ocurrió a comienzos de marzo, en el Palacio de Jaburú, pero no hubo diálogo que comprometiese la conducta del presidente de la República”   Según Globo, que difundió parte de esa grabación en su noticiario nocturno de este miércoles, Josesley afirma que él le pagaba una mensualidad a Cunha, y a uno de sus operadores preso Lúcio Funaro, para que ambos “no abran el pico”.   El ex legislador fue presidente de la Cámara de Diputados hasta julio del año pasado y en esa calidad dirigió todo el proceso de impeachment contra la ex presidenta Dilma Rousseff. Temer, según la conversación, se mostró “satisfecho” con la tarea realizada por el empresario, que además es dueño del mayor frigorífico brasileño. En el diálogo se escucha a Temer decir: “Tiene que mantener eso, ¿vio?”. Se refería a la mensualidad que abonaban regularmente al ex diputado preso.   Batista admitió que no fue el jefe de Estado quien le pidió directamente que regara con dinero las cuentas de Cunha. Pero afirmó en su declaración a la Procuración General que el presidente conocía perfectamente el mecanismo de soborno para silenciar al hombre.   Cunha no fue cualquier personaje en la historia del impeachment contra Dilma. En realidad fue el hombre que desató ese proceso y que luego lo condujo con el respaldo de una gran mayoría de la Cámara de Diputados. Por el papel que ocupó, en la estructura del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (que está en el gobierno) . En la agrupación jugaba un fuerte liderazgo y, se afirma, que conocía en detalle las tramoyas de los principales jefes políticos de ese núcleo partidario.   La mensualidad a la que se refiere el diálogo ya venía de varios meses. Según el empresario delator, el dinero eran girado a Cunha a través de Atair Alves Pinto, un hombre de confianza del ex diputado. Hay algo peor si se quiere. Joseley pidió a Temer que lo ayudara a resolver un problema “pendiente” entre el holding y el gobierno. A ese requerimiento, el presidente le respondió: “Hable con Rodrigo” para resolverlo.   Se trata de Rodrigo Rocha Loures del PMDB de Paraná. En ese momento, según el diálogo revelado por O Globo, Batista le preguntó al jefe de Estado: “¿Puedo hablar todo con él?”. A esto, Temer respondió: “Todo”. Según el diario carioca, el empresario buscó al operador indicado por el jefe de Estado y se encontró con él en Brasilia. Le explicó que había un tema pendiente con Petrobras por el precio del gas que suministraba a una usina instalada en Cuiabá, capital de Mato Grosso, que había sido comprada en 2015 por la JBS.   Rodrigo Rocha no vaciló y llamó al hombre de Petrobras que debía arreglar el problema. Este hombre a su vez fue asesor especial de Temer en el gobierno y desde marzo es diputado, al ocupar el cargo que dejó vacante el ministro de Justicia Osmar Serraglio.   Todo esto ocurrió a última hora y dio pie para que varios diputados pidan el impeachment contra Michel Temer

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter