INFOANPRESS
Sabado 16 de Diciembre de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Deportes
La Dolfina venció a Ellerstina y es otra vez el campeón del polo
El equipo de Adolfo Cambiaso se impuso 14-13 en el suplementario y obtuvo su quinto título al hilo.

Noticia
El último capítulo del Campeonato Argentino Abierto se iba entre muchas interrupciones, demasiados foules y varias decisiones discutidas de los árbitros hasta que en el chukker suplementario Adolfo Cambiaso tomó la bocha, frotó la lámpara como tantas veces lo hizo a lo largo de sus 25 temporadas en la Triple Corona y le dio el pase milimétrico a Juan Martín Nero.   De cara a los mimbres de Avenida Del Libertador, el back supo que no podía fallar. Y fue quirúrgico, acertó con la puntería y a 65 segundos del arranque de la prórroga su tiro se fue derecho al gol para decretar otra conquista de La Dolfina en el mejor torneo de polo del mundo. Para que la historia del que para muchos es el mejor equipo de la historia sea aun más grande con su 11ª título y el quinto consecutivo. Y para que a los 42 años Cambiaso se vuelva todavía más gigante. Una vez más con su 14ª consagración en Palermo.   No fue una buena final. Porque La Dolfina y Ellerstina nunca coincidieron en sus mejores momentos que, además, no fueron muchos. El perdedor empezó mejor con un Pablo Pieres iluminado y autor de dos goles en el primer chukker. Ese envión le duró hasta el arranque del tercer capítulo cuando Cambiaso se dio cuenta que sus compañeros no estaban en su mejor tarde y que él -y sólo él- podía modificar la historia. Entonces decidió volver a su vieja versión y se hizo dueño de La Dolfina y eje de todos sus movimientos ofensivos. Ellerstina, mientras tanto, se olvidó de su delantero, el jugador mas desequilibrante que había tenido en Palermo, y todo comenzó a complicársele.   El campeón estaba muy lejos de su nivel. Su sistema de juego no funcionaba. Y sólo eran los arrestos individuales de Cambiaso lo que le permitía manejar el partido. Y el resultado. Y así llegaron al octavo capítulo con una diferencia de tres goles. No se podía pensar en otra cosa que en una victoria más de La Dolfina. Pero un gol de Facundo Pieres y otro de Pablo Pieres pusieron a Ellerstina a uno sólo de diferencia. Y a la salida de un throw in Nero cometió el penal. Desde las 60 yardas y con apenas 32 segundos por jugar, esa bocha "quemaba". Y Facundo Pieres no falló para ir derecho al chukker extra. Ellerstina llegó a ese cierre con una dosis extra de energía. Había caminado por la cornisa y había sobrevivido. Pablo Pieres lo tuvo en el primer ataque. Pero el contragolpe fue letal. Y Cambiaso -solo Cambiaso- lo vio a Nero desprenderse desde el fondo. Para que la larga corrida del trenquelauquense terminara en el 14 a 13 definitivo.   Nada menos que 22 partidos seguidos lleva La Dolfina ganados en Palermo, donde no pierde desde la final de 2012 justamente ante Ellerstina. Cuando quedó envuelto en las dudas después de perder ante Alegría en Hurlingham, en el torneo que más le gusta jugar mostró todo su poder. Así pasó la zona de clasificación sin despeinarse y ganando todos sus partidos con autoridad recibiendo apenas 15 goles. En el último acto no mostró su mejor versión. Pero el padre de la criatura la llevó hacia la gloria una vez más. Cambiaso lo hizo de nuevo. Y La Dolfina sigue siendo el mejor.   (Clarin)

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter