INFOANPRESS
Jueves 26 de Abril de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Anuncian subas en colectivos y trenes, en tramos y con descuentos
Para aplacar el impacto inflacionario, el ajuste de los boletos se aplicará en febrero, abril y julio. El ómnibus subirá a $ 8 ahora y llegará a $ 13 con la última cuota

Noticia
El Gobierno se encontraba anoche afinando los detalles de lo que será el anuncio del incremento de la tarifa del transporte público de pasajeros en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Mientras el ministro Guillermo Dietrich disfrutaba de unos días descanso en Uruguay, el equipo técnico del Ministerio de Transporte terminaba de trabajar contrarreloj.   Empresarios y sindicalistas del sector estaban citados para hoy a las 9, en uno de los salones del Ministerio de Economía para escuchar el nuevo cuadro tarifario.   El anuncio que, como adelantó la semana pasada el jefe de Gabinete Marcos Peña, estará a cargo de Dietrich, constará de varias partes. Según confiaron fuentes sindicales y empresarias que obtuvieron información oficial "en cuentagotas", la primera es todo lo referido a la tarifa, donde la intención principal es que el boleto de colectivo que hoy está en $ 6 se acerque lo más posible a la tarifa técnica que asciende a $ 17 más IVA.   Como el transporte tiene mucho peso en el indicador de inflación, se resolvió dividir el incremento en tres tramos. Es que un alza de 10% del transporte, le agrega casi un punto a la inflación.   El primer tramo, que regirá desde el mes próximo, significa un alza de 33% en el boleto mínimo, al pasar a $ 8   Para poder llegar a los $ 13 para el boleto mínimo que tiene en mente Dietrich se aplicarán dos aumentos más.   El segundo aumento, que rondaría, el 30% se programará para abril y, el tercero, quedará programado para julio, cuando parte de la atención de los argentinos estará puesta en Rusia y el Mundial 2018.   Al cierre de esta edición, sindicalistas y empresarios de colectivos se mostraron igual de molestos y, hasta última hora de ayer intercambiaban mensajes por WhatsApp y discutían si asistir o no al anuncio. Desde ambos sectores se sintieron "ninguneados" por parte de Dietrich y su equipo, que hasta horas antes de que se hiciera público el cuadro tarifario no les había participado de nada.   El anuncio que Dietrich hará desde las 9 no sólo incluye el aumento de los colectivos sino también de los ferrocarriles de cercanía, que tendrán un incremento similar y en los mismo plazos. Desde ese sector, anticiparon para el boleto mínimo de trenes se barajaba llevarlo de $ 2 a $ 3,5 en el primer tramo en las líneas Roca y Belgrano Sur, en tanto que pasaría de $ 4 a $ 6 en las Mitre, Sarmiento y San Martín. Y comentaron que la intención es que, a largo plazo, el boleto mínimo cueste lo mismo en todas las líneas ferroviarias metropolitanas.   La decisión del incremento en las tarifas del transporte público llega de la mano la necesidad de achicar el déficit nacional, mediante quita de subsidios, que será de 6 puntos según el Presupuesto 2018.   Los usuarios del transporte público no son los únicos que se quejan del avance del Ejecutivo a paso firme en la modificación de la tarifas. Desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta) reclamaron que el modelo impuesto desde diciembre de 2015 está afectando la rentabilidad de las empresas del sector. "Si los costos quedan igual y las tarifas suben, no solucionan nada. El problema pasa porque las 140 empresas que operan los casi 19.000 colectivos que transportan 3500 millones de personas por año perdieron rentabilidad por $ 10.000 millones", explicó Javier Zbikoski, presidente de la AAETA y titular del grupo La Nueva Metropol.   Además, en el sector saben que los costos subirán, porque ya se prepara un nuevo aumento de combustibles. En Transporte, aseguran que la rentabilidad "también es cuidar los costos del sistema, hacer metrobuses, pavimentar calles, poner cámaras en los colectivos, entre otras".   A sabiendas que desde el entorno de Dietrich iban a responder con estas palabras, Zbikoski se adelantó y señaló que si siguen ajustando la rentabilidad de las empresas "van a tener metrobuses nuevos con unidades viejas. En los últimos dos años el sector dejó de comprar 1800 unidades. Somos el único segmento que bajó el patentamiento en un año donde la venta de 0 km creció".

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter