INFOANPRESS
Martes 23 de Enero de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Colectivos y trenes aumentarán hasta 66% en el primer semestre
A partir del primero de febrero suben las tarifas de tren, colectivo y subte. Habrá más aumentos en abril y junio. Y se implementará un sistema por el cual los que más viajen, pagarán menos

Noticia
A partir del 1° de febrero empezará a regir un nuevo esquema tarifario para el transporte público del Área Metropolitana (trenes, colectivos, subte y Metrobuses) basado en un ajuste gradual de tarifas, destinado a reducir los subsidios actuales. El Gobierno también puso en marcha un nuevo sistema integrado con descuentos automáticos al combinar diversos medios de transporte, denominado Red SUBE, al tiempo que se mantiene la Tarifa Social, que hoy llega a 3,8 millones de personas.   Los anuncios fueron realizados esta mañana por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, en el Microcine del Ministerio de Economía, con el objetivo de que “los que viajan más, paguen menos”. Así, se fijó un cronograma de incrementos tarifarios con subas en febrero, abril y junio de este año. En paralelo, habrá reducciones del 50% en el segundo boleto y del 75% en el tercero y sucesivos, en el caso de combinar más de un viaje, utilizados todos en un lapso de dos horas más el tiempo que dure el último viaje.   Con el nuevo cuadro tarifario, el boleto mínimo de colectivos llegará en junio a $ 10 (66% de incremento) y el de trenes urbanos a $ 3,25 en el caso de las líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza (62,5% de aumento), mientras que en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín el boleto mínimo pasará a $ 6,75, reflejando un aumento del 68,75%.   En los trenes Roca y Belgrano Sur, el boleto aumentará de $ 2 a $ 2,75. Habrá otros dos incrementos, de $ 0,25, en abril y junio.   En los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, la tarifa pasará de $ 4 a $ 5,50. En abril se incrementará $ 0,75 y en junio $ 0,50.   Para el Gobierno la actualización tarifaria escalonada apunta a “compensar la inflación de los últimos dos años”, en que las tarifas del transporte público casi no se movieron. Además, busca reducir los subsidios, pasando a un sistema que subsidie la demanda y no tanto a las empresas. Se estima que el costo de subsidiar a los pasajeros que más viajen rondará los $ 4000 /$ 5000 millones anuales, duplicando ese monto si se suman los descuentos que ya reciben los beneficiarios de la Tarifa Social, que podrán acumular ambos descuentos.   De las 15 millones de personas que cada día utilizan el sistema de transporte en el Área Metropolitana, el 26% hace transbordo, de modo que totalizan unos 900 millones de viajes con trasbordo en el año.   El boleto de colectivo pasará de $ 6 a $ 8 a partir de febrero. En abril subirá $ 1 más y otro peso más en junio.   A esto hay que agregar que según un relevamiento del ministerio comandado por Dietrich las personas de menores recursos son las que más viajan. “Casi la mitad (46%) de las personas que transbordan usando el ferrocarril tienen un nivel socio económico bajo”, explican en la cartera de transporte. Así, la integración de viajes generará “un ahorro de 11% en zonas con mayor porcentajes de hogares con necesidades básicas insatisfechas”. La apuesta del Gobierno es compensar estos subsidios a la demanda con mayor cantidad de viajes.   Dietrich explicó que no se requiere de ningún trámite para percibir los beneficios de la Red Sube.   “Cuando el usuario utilice la tarjeta Sube, al apoyar la tarjeta en la validadora, el sistema le devolverá automáticamente la mitad del costo del viaje, y cuando haga la tercera combinación lo mismo sucederá con el 75% de descuento”, precisó.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter