INFOANPRESS
Miercoles 18 de Julio de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Macri condenó el uso de armas químicas y llamó a evitar una escalada
El presidente habló de la guerra en Siria en la Sesión Plenaria de la Cumbres de las Américas. Reiteró la necesidad de lograr una salida pacífica para Venezuela y de tener gobiernos sin corrupción en la región.

Noticia
En un discurso breve, que apenas duró ocho minutos, el presidente Mauricio Macri pidió a los países de la región juntarse para encontrar una solución pacífica en Venezuela y lograr gobiernos sin corrupción en la región. Esos iban a ser los ejes de su discurso original, pero la coyuntura lo obligó a colar a último momento una alusión al conflicto en Siria. Fue en la sesión plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, que se desarrolla en el Centro de Convenciones de Lima, Perú.   "La Argentina renueva su firme condena al uso de armas químicas tal como ha ocurrido en los últimos días en Siria. Igualmente condena la existencia de facilidades dedicadas a su fabricación y/o almacenamiento. En la delicada coyuntura de estas horas, Argentina hace un llamamiento a la comunidad internacional para hacer esfuerzos que permitan preservar la paz y seguridad, evitando acciones que generen una escalada de tensión y asimismo insta que se sigan caminos de diálogo en el marco de los compromisos internacionales existentes", dijo el Presidente.   También llamó a que Venezuela acepte la ayuda internacional para superar su crisis humanitaria. "Venezuela muestra lo que puede llevar a un sociedad a un proceso de corrupción descontrolado". Y reiteró que la Argentina va a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo. "No es una elección democrática. Tenemos que seguir trabajando juntos para lograr una salida democrática y pacífica para Venezuela", señaló respecto de los próximos comicios del 20 de mayo.   "Nuestra gente merece gobernantes honestos, que trabajen para ayudarlos a vivir mejor y no para beneficiarse a sí mismos", afirmó. Y, en ese sentido, agregó: "Necesitamos garantizar que los bienes públicos lleguen a los que más los necesitan, a través de procesos institucionales y transparentes, no a través de redes clientelares o intercambio de favores. Estamos tomando en Argentina estos asuntos con mucha seriedad".   "Son muchos los que quieren evitar las iniciativas que transparenten al Estado por miedo a que afecten sus intereses. Son muchos los que todavía apuestan por la impunidad", afirmó, en una alusión a la política interna. ​   "La corrupción cruza fronteras y los esfuerzos para combatir también deben hacerlo", planteó. Por eso pidió más colaboración en seguridad en la región y conectividad física entre los países y hacia afuera, para ser más competitivos.   El Presidente viene planteando que bajo la conducción de Maduro “hay una dictadura” y que no es posible admitir como válidas las elecciones presidenciales convocadas para el 20 de mayo. Es un mensaje a tono con el de la oposición al chavismo, que ha decidido no participar de los comicios. Eso le valió que Maduro lo llamara “rata de cañería” y “padrino de la derecha”.   Tras su exposición en la Cumbre, Macri tendrá reuniones bilaterales con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. También se verá con el senador estadounidense Marco Rubio.   El ataque de Estados Unidos a Siria tiñó la cumbre. Además de Macri, que comenzó su discurso con ese tema (también se solidarizó por el asesinato de los tres periodistas ecuatorianos), Evo Morales se refirió a los bombardeos.   "Con la fuerza de la dignidad, la defensa de la paz, de los pueblos del mundo, condenamos enérgicamente el ataque desquiciado de Trump contra el hermano pueblo de Siria. Ayer, inventaron irreales armas de destrucción masiva para invadir Irak, hoy lanzan misiles con excusa parecida", dijo el presidente boliviano, en la vereda opuesta a Macri.   Ayer, los presidentes que participan en la Cumbre notaron algo extraño cuando vieron al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, salir abruptamente de la cena de bienvenida que brindaba el presidente peruano Martín Vizcarra, rodeado de sus colaboradores. Algunos creen que fue a su hotel a seguir desde allí la crisis. Otros aseguran que fue llevado a la embajada norteamericana en Lima.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter