INFOANPRESS
Martes 22 de Mayo de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
El Gobierno no dará marcha atrás con los aumentos de las tarifas
Ante su Gabinete, Mauricio Macri rechazó los reclamos de aliados y opositores. Dijo que es como agarrársela con la balanza porque uno no baja de peso y que "no hay contrapropuesta". Avaló a Aranguren.

Noticia
En medio de la presión de opositores y aliados contra el aumentos de tarifas, Mauricio Macri ratificó ante sus ministros el rumbo tomado y descartó una marcha atrás. “No hay una contrapropuesta”, sentencio durante la reunión de Gabinete ampliado de este martes. La postura está atada a la confianza del Gobierno en que a partir de mayo caerá la inflación.   La decisión fue manifestada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, minutos después del encuentro. “Creemos que estamos haciendo un combate efectivo de la inflación. Sabíamos que estos cuatro meses eran difíciles por los reacomodamientos tarifarios que faltaban, pero era el último esfuerzo. Lo que viene es una cuestión mucho más acotada”, planteó. Y apuntó al mes que viene como uno clave: “A partir de mayo vamos a ver una merma muy significativa”.   Esa insistencia en la política tarifaria fue interpretada como una respuesta al intento de la oposición de avanzar en el Congreso contra la suba de los servicios, montada en la interna que estalló en Cambiemos por los reclamos de la UCR y de Elisa Carrió. A la reunión de Gabinete asistieron los jefes parlamentarios radicales Mario Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senado).   Peña también respaldó al ministro de Energía, Juan José Aranguren. “Era necesario un cambio en la política energética para que no sólo recuperemos el autoabastecimiento, sino que también podamos ser un país exportador”. Durante la reunión, Macri también apoyó a Aranguren, al considerar que “la quita de subsidios gradual entre los cuatro y seis años es un plazo muy razonable”. Incluso, según revelaron fuentes de la Rosada, el jefe de Estado lanzó una sugestiva frase para descalificar los reclamos por los tarifazos: “Discutir este tema es como agarrársela con la balanza porque uno no baja de peso”.   En Balcarce 50 buscaron minimizar los cuestionamientos de sus aliados y así diferenciarlos de la ofensiva de las fracciones peronistas. Un funcionario afirmó que siempre escuchan a los radicales, aunque admitió que no querían magnificar los desacuerdos. “Tomamos nota, los escuchamos, pero tampoco queremos levantarles el precio. Después de todo, es la misma de siempre”, señaló. Por otro lado, Peña se refirió al pedido de informes que Carrió presentó en la Cámara baja. “Hay disposición de abrir toda la información necesaria para trabajar en conjunto con el Congreso sobre cómo lograr una mejor implementación”, dijo. En cambio, consideró “una postura demagógica e irresponsable de quienes quebraron el sistema energético y económico del país” el proyecto de ley presentado por Cristina Kirchner días atrás en el Senado, para declarar la emergencia energética y retrotraer las tarifas a los valores del 2017.   “El Presidente planteó que tenemos un problema cultural y que hace 20 años había mayor conciencia sobre lo que significa el consumo de energía y que se perdió en la última década”, aseguró uno de los presentes. Macri además enfatizó que el consumo por habitante todavía es muy superior al de otros países de la región como Chile y Uruguay. Precisó que el 40% de lo que el Estado invierte en subsidios a la energía proviene de la emisión de deuda. “Es inmoral que nuestros nietos nos financien”, señaló.   Cuando entraron a analizar la suba de precios, en la reunión de ministros se encendieron las alertas por el 2,3% de marzo. Analizaron que los especialistas vaticinan un número superior para abril por la suba de precios regulados. Y que el alza de precios ya tiene incidencia en la imagen de Cambiemos. Sin embargo, en el Gobierno, aseguran que seguirán apostando a la meta fijada del 15%.   En la misma línea, puertas adentro de la reunión, Nicolás Dujovne, defendió el rumbo económico del Gobierno y mencionó números “alentadores” para el oficialismo. El ministro de Hacienda vaticinó un crecimiento del 4% (algo mayor al presupuestado, del 3,5%), a pesar de la sequía que afectó las exportaciones del campo. Un informe del FMI, en cambio, pronostica un crecimiento para este año de apenas el 2% (ver página 9). Dujovne destacó la suba salarial privada, que estimó en el 16,5%.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter