INFOANPRESS
Domingo 22 de Julio de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Edesur gana casi $400 millones sólo en el primer trimestre de este año
La empresa reportó ingresos por $8.650 M en los primeros tres meses de 2018, contra los $4.015 M del mismo lapso del año pasado.

Noticia
El proceso de revisión tarifaria, que la oposición busca frenar en el Congreso y que ha generado mucho malestar en varios sectores de la sociedad, le permitió a una de las mayores distribuidoras de energía del país revertir varios años de pérdidas.   Se trata de Edesur, que en el primer trimestre de este año logró ganancias por $395 millones contra una pérdida de $680 millones que había sufrido entre enero y marzo del año pasado.   La empresa, propiedad del grupo italiano Enel, atribuye a los incrementos en los valores de sus facturas el cambio positivo en el signo de sus resultados financieros.   En un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio, sus ejecutivos aseguran que como consecuencia del proceso de revisión tarifaria integral sus ingresos por servicios en el primer trimestre de este año llegaron a $8.650 millones en comparación con los $4.015 millones del mismo periódo del 2017.   También hace referencia a un aumento del 80% en el costo de explotación debido a mayores cargos en concepto de compra de energía eléctrica y lo explica fundamentalmente por un incremento en el precio promedio de alrededor de 106%, debido a la aplicación de la resolución de la Secretaría de Energía vinculado a la reprogramación estacional de verano y que fijó nuevos valores para el período de febrero a abril del año pasado. Esa resolución también amplió la medida al período que va entre el 31 de diciembre y el 30 de abril pasado.   Además, siempre según el documento de la compañía, debió soportar mayores remuneraciones y cargas sociales más que nada por el impacto de las subas salariales; de insumos; de servicios de transporte y por depreciación de propiedades, plantas y equipos.   “De esta manera, el resultado bruto del período finalizado el 31 de marzo fue de una ganancia de $2.327 millones en comparación con una ganancia bruta de $507 millones para igual período del año pasado”, sostiene el informe.   También hace referencia a un resultado operativo positivo de $1.472 millones contra una pérdida de $88 millones y a una fuerte disminución de las pérdidas financieras.   La compañía, que distribuye energía a 2,5 millones de clientes de Capital Federal y varias localidades bonaerenses, recuerda las resoluciones que limitaron los aumentos de tarifas a un máximo del 42% al 1 de febrero del año pasado, y debiendo complementar el resto del incremento en dos etapas, en noviembre del 2017 y en febrero de este año.   Además, se refiere a la reducción de los subsidios para los precios mayoristas que llevaron el costo a un valor similar al 90% del operado en el 2017, y al mantenimiento de una tarifa social y una bonificación por reducción de consumo.   “La sociedad vino desarrollando su servicio bajo un marco regulatorio adverso que ha afectado significativamente su operación y su liquidez, y condicionado severamente las decisiones sobre acciones en la red, las que se limitaron a las factibles con los ingresos otorgados”, justifica la compañía sobre los años en los cuales debió brindar sus servicios aún sufriendo pérdidas millonarias.   De hecho, hasta este trimestre venía operando bajo el causal legal de disolución social, ya que sus pérdidas superaban ampliamente su patrimonio neto. Sin embargo, en el informe a la Bolsa, la empresa asegura confiar en que la resolución final de los cuadros tarifarios “le permitirá recomponer la ecuación económico-financiera prevista en la ley y en el contrato de concesión, y revertir los efectos en la red de los acotados niveles de inversión consecuencia de la merma sostenida de ingresos entre los años 2002 y 2014”.   Es decir, para los propietarios de Edesur, cualquier cambio en el rumbo tarifario adoptado por el Gobierno tendría consecuencias negativas en sus ingresos nuevamente.   Por eso, apuesta a una solución que califica de “definitiva” y que asegura “permitirá alcanzar una normalización permanente del servicio eléctrico prestado por la sociedad”.   Por último, promete trabajar en la mejora de la calidad percibida por los clientes y en la optimización de los procesos comerciales.     (I Profesional)

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter