INFOANPRESS
Domingo 9 de Diciembre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Lázaro Báez se negó a declarar en el juicio de la Ruta del dinero K
Rechazó ser indagado, al igual que sus cuatro hijos y la mayoría de los imputados. Su defensa pidió que el arrepentido salga del programa de protección. Hoy fue la segunda audiencia en Comodoro Py.

Noticia
El empresario detenido Lázaro Báez se negó hoy a declarar en el juicio oral por el caso conocido como la "ruta del dinero K", por el presunto lavado de 60 millones de dólares. Se sentó en el estrado a un costado del Tribunal Oral Federal 4 y dio sus datos personales. Dijo que nació en la ciudad de General Paz, en Corrientes, el 11 de febrero de 1956, dio el nombre de sus padres y el último domicilio en el que vivió antes de ser detenido y dijo que era divorciado.   -¿Profesión u ocupación?, le preguntó el juez Guillermo Costabel   -Era empresario, contestó Báez levantando las cejas y con cara de nostalgia.   Ese breve contacto fue el primero que Báez tuvo con los jueces que lo juzgan junto a otros 24 acusados. Vestido de jean, pulover rojo y zapatos náuticos, el dueño de "Austral Construcciones" -la empresa que más obra pública recibió en Santa Cruz durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner- estuvo serio durante el interrogatorio.     En la segunda audiencia del juicio oral que comenzó la semana pasada también se negaron a declarar los cuatro hijos de Báez –Martín, Leandro, Melina y Luciana– el contador Daniel Pérez Gadín, el abogado Jorge Chueco y el arrepentido Leonardo Fariña. La misma postura tomaron la mayoría de los 25 acusados. Solo dijeron que iban a declarar cinco de ellos que lo harán desde la semana que viene.   A primera hora de la mañana, Báez, Chueco y Pérez Gadín llegaron a los tribunales de Comodoro Py desde la cárcel de Ezeiza, donde están detenidos desde abril de 20126. Lo hicieron en una camioneta blanca del ervicio Penitenciario Federal (SPF) que tenía la inscripción "Vehículo recuperado de la Corrupción". Es un vehículo que perteneció al sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina, preso en Ezeiza y procesado por asociación ilícita por hechos de corrupción.   La audiencia comenzó con la decisión de los jueces Costabel, María López Iñíguez y Adriana Palliotti de rechazar todos los planteos que habían hecho las defensas la semana pasada.   Luego hubo un cuarto intermedio y comenzaron las indagatorias. Por la cantidad de acusados que tiene el juicio, el juez Costabel le pidió a las defensas que adelanten quiénes iban a declarar. Los que decían que no o que lo harían más adelante pasaban al estrado para dar sus datos personales y así dar por cumplida la indagatoria.   El primero fue Báez. Luego Chueco, Pérez Gadín, Fariña, los cuatro hijos de Báez y el resto de los acusados que se negaron a declarar. Todos dieron sus datos personas, dijeron de qué trabajan y donde viven. "Era empleado de la empresa de mi padre. Hoy me ayuda mi familia", dijo Martín Báez, quien era el dueño del 5 por ciento de las acciones de "Austral Construcciones". Fariña se presentó como "empresario" y dijo que quería ser el último de los acusados en declarar.   La situación de Fariña generó un cruce con la defensa de Báez: pidió que el arrepentido sea apartado del programa de protección de testigos e imputados del Ministerio de Justicia al que ingresó tras declarar como colaborador.   La defensa de Báez pidió que Fariña declare bajo juramento de decir verdad. Otras defensas adhirieron. El fiscal Abel Córdoba y las querellas se opusieron y el tribunal lo rechazó. Allí, los abogados de Báez pidieron que entonces deje el programa. Los jueces no resolvieron el planteo y dijeron que verán si lo tratan. En ese caso, el abogado de Fariña pidió dar su opinión si en algún momento el tribunal iba a tratar el tema.   Cinco acusados dijeron que van a declarar pero pidieron hacerlo a partir de la próxima semana porque no estaban preparados para hoy. Entre ellos, Federico Elaskar, dueño de la financiera S.G.I. a través de la cual se presume que Báez lavó el dinero; el empresario Juan Carlos Molinari; Fabián Rossi, ex marido de la vedette Ileana Calabró; Wlater Zanzot, dueño con Báez de la empresa de aviones "Top Air"; y Christian Delli Quadri, accionista de una de las empresas sospechadas.   El próximo miércoles declararán Zanzot y Rossi y si hay tiempo Molinari. Para el miércoles 21 de noviembre será el tiempo de Elaskar, cuya defensa adelantó que la indagatoria será extensa.   Como en la primera audiencia, Lázaro Báez se sentó en la segunda fila al lado de su hijo Martín. Atrás los otros tres. En el cuarto intermedio y al final de la audiencia se saludaron y charlaron. En un momento, Báez saludó con los dedos en V a una persona que estaba en el público.   En las próximas audiencias no se volverán a ver. Al cumplir con las indagatorias, los hijos pidieron no concurrir y el tribunal lo aceptó   En el proceso se juzgan tres hechos de presunto lavado de dinero por 60 millones de dólares. Uno son los 5.100.000 de dólares con los que fueron filmados Martín Báez, Pérez Gadín y otros acusados en la financiera S.G.I. El segundo son 32.800.000 de dólares que salieron del país y que volvieron en títulos de la deuda pública a la empresa "Austral Construcciones", la empresa más importante de Báez. Y el último es la compra de campos, propiedades y autos. La hipótesis es que el dinero que se blanqueó formaba parte de los fondos públicos de la obra pública que las empresas de Báez recibieron de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.   En el juicio no solo se determinará la culpabilidad o no de los acusados. También está en juego el destino de 1.355 bienes, entre propiedades, autos, maquinarias viales y dos aviones, que están embargados por la justicia. La última cotización oficial concluyó que tienen un valor de 186.661.735 de dólares. Si el tribunal oral entiende que fueron adquiridos ilícitamente podrá decomisarlos y pasarán al estadio nacional.   Este es el primer juicio a Báez pero no el último. El 26 de febrero comenzará a ser juzgada junto a Cristina Kirchner y otros acusados por las presuntas irregularidades en la obra pública que recibió. También en etapa de juicio oral -pero todavía sin fecha de inicio- tiene la causa "Los Sauces" y el expediente "Hotesur" está en condiciones de ser elevado a juicio. En esas dos causas también está acusado junto a la ex mandataria y actual senadora por derivar fondos a negocios de la familia Kirchner.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter