INFOANPRESS
Lunes 21 de Enero de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Tres grupos se disputan en control de los casinos bonaerense
Tres grupos locales compiten por un negocio que mueve cerca de $7.000 millones por año que facturan casi 4.000 máquinas tragamonedas distribuidas en siete bingos

Noticia
Tres grupos locales compiten por un negocio que mueve cerca de $7.000 millones por año que facturan casi 4.000 máquinas tragamonedas distribuidas en siete bingos de la provincia de Buenos Aires a punto de cambiar de dueños.   Las salas de juego están ubicadas en las localidades de Tigre, Monte Hermoso, Tandil, Mar del Plata, Pinamar y Miramar y el gobierno de María Eugenia Vidal decidió el año pasado convocar a una licitación que está a punto de culminar a fines de este mes.   Si bien durante todo el proceso hubo interés de otras empresas locales y de varios grupos internacionales, solamente quedaron en carrera los dueños del Casino del Tigre, una sociedad vinculada al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y una empresa propiedad de Alejandro Gravier, esposo de la modelo Valeria Mazza. Es decir, Boldt, Casino Victoria y Bingo Oasis Pilar Entretenimientos Saltos del Moconás.   Las tres participarán el próximo 23 de enero de la apertura del sobre que contiene las propuestas económicas y que daría punto final al proceso que la gobernadora Vidal inició durante el verano del año pasado.   Los pliegos permiten ofertar por algunas o por todas las salas ya que el gobierno bonaerense separó los casinos en tres "canastas" y autorizó a realizar ofertas por una, dos o por la totalidad de las salas de juego.   La primer canasta agrupa a los casinos de Tigre y Pinamar. La segunda, a Casino Central de Mar del Plata y la sala de Monte Hermoso. Y la tercera al Casino Hermitage, también de Mar del Plata, junto a los de Miramar y Tandil. Y en cada canasta, se distribuyen entre 1.000 a 1.500 tragamonedas.   Por lo menos así surge de la documentación publicada por Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires que dirige Matías Lanusse en la cual se identifica a los oferentes y se hacen públicas las diferentes impugnaciones que presentaron las empresas en el marco de este proceso licitatorio.   Un caso es el de Bingo Oasis Pilar que centró su impugnación en contra de Boldt por supuestos incumplimientos en la presentación de documentación y reclamó que se descalique a la empresa de la familia Tabanelli de participar por la concesión de los casinos de Tandil, Miramar y el ubicado en el Hotel Hermitage de Mar del Plata.   La impugnación se centró en la falta de acreditación de disponibilidad física y jurídica de los inmuebles propuestos por Boldt para el uso, construcción y/o cesión de las salas. La empresa argumentó que Boldt presentó las mismas salas en donde desde hace años funcionan los casinos oficiales y le objetó que las garantías de tenencia de esos inmuebles por los 20 años que exige la concesión no eran válidas.   Por su parte, Casino de Victoria, cuestionó la propuesta de financiamiento presentada por Boldt con respaldo de dos bancos por no informar detalles sobre la tasa de interés a cobrar, ni el plazo del crédito que le otorgarán ambas entidades y que es información requerida puntualmente en el pliego de la licitación.   También impugnó el plazo de finalización de obras propuesto por Boldt, y consideró erróneo, irrazonable y arbitrario el criterio adoptado por el gobierno provincial para la asignación de puntajes previstos en los pliegos de bases y condiciones de la licitación.   Luego de conocerse los reclamos, la Comisión de Preadjudicación creada en el marco de la licitación analizó los argumentos y dio lugar a la impugnación de Bingo Oasis Pilar por considerar que los fundamentos esgrimidos por Boldt “podrían resultar imprecisos y denotarían un hecho de forzada concreción”.   En el caso de Casino Victoria rechazó los cuestionamientos por entender como razonable que ciertas condiciones no puedan pactarse ni definirse hasta tanto no se otorgue el crédito.   En ambos dictámenes además, la comisión preadjudicataria contó con las opiniones de otros organismos provinciales de control como son la Contaduría General, Asesoría General y Fiscalía de Estado.   Y si bien los dos primeros entes respaldaron el dictamen inicial, la fiscalía, considerada como autoridad determinante en el proceso por la importancia que tiene sobre las arcas fiscales de la Provincia; dictamino que era atendible la impugnación de Casino Victoria en lo tendiente a los avales acercados por Boldt para afrontar las inversiones que se reclaman en el pliego.   Como el crédito es el mismo para las tres concesiones propuso rechazar las ofertas para la segunda y la tercer canasta y autorizar la tercera teniendo en cuenta que en este caso que agrupa a las salas de Tigre y Pinamar no se presentaron otros oferentes. Adicionalmente propuso el ente enviar a Boldt una nota para que “subsane” el reclamo y pueda participar solamente por esos dos casinos. Tras este pedido, la empresa hoy a cargo del casino Trilenium subsanó el reclamo y realizó un descargo para poder competir por el resto de las salas de juego.   Sin embargo, se le permite ofertar por Tigre y Pinamar en base a las impugnaciones de sus competidores. Además se autoriza a Bingo Oasis Pilar SA-Entretenimiento Saltos del Moconá a participar por la segunda canasta (Casino Central de Mar del Plata y la sala de Monte Hermoso) y a Casino Victoria por la canasta tres que agrupa a las salas del Hermitage, también de Mar del Plata, y Miramar y Tandil.   De todos modos, la destino todavía no está sellado ya que fuentes oficiales aclararon que Boldt puede apelar la decisión, más que nada teniendo en cuenta que la empresa buscó desde un principio tomar el control de las siete salas que se licitan.   Se trata de una firma que también participa en el negocio de artes gráficas, imprenta comercial y provisión de hardware y software para juegos de azar. Crea productos orientados a garantizar la seguridad para la documentación e identificación de personas y bienes e integra la oferta pública de acciones en el Mercado de Valores de Buenos Aires.   Durante el gobierno kirchnerista, Boldt habí¬a adquirido Ciccone, pero debió dar marcha atrás luego de la avanzada de la AFIP de Ricardo Echegaray y de Amado Boudou, para que la imprenta pasara a manos del fondo The Old Fund, manejado por el ex vicepresidente y dos de sus amigos.   En el caso de Casino Victoria es propiedad del empresario Daniel Mautone, que ya administra varias salas y, en el mercado se asegura que tendrí¬a estrechos ví¬nculos con Angelici.  En la actualidad y a través de Femau S.A. controla el Casino Victoria, es vicepresidente de Bingo Show (Buenos Aires); presidente de Bingo Mar de Ajó y creó en 2001 Bingo Horse con Angelici, para criar caballos de carrera y administrar hipódromos. También fundó Corporatone Techonologies para fabricar máquinas de juego y Jamus Argentina (distribución máquinas tragamonedas).   Por su parte, la sociedad que controla Bingo Pilar es conducida por el empresario Ricardo Glazman, socio de Alejandro Gravier en el Bingo Pilar y esposo de la modelo Valeria Mazza. En tanto, Glazman es pariente de Juan Carlos Romero, el ex gobernador de Salta ya que uno de sus hijos está casado con la hija de Romero. Es además, dueño de la sociedad Oasis Entertainment Group, con la cual gerencia el Bingo Pilar.   Las intenciones de la gobernadora Vidal serían las de evitar que una sola empresa se haga cargo de todas las operaciones puestas en la licitación, a pesar de los objetivos de Boldt de ser tenido en cuenta en más de una canasta, siempre que la propuesta sea considerada atractiva por las autoridades bonaerenses. De todos modos, si las ofertas no son buenas la decisión es no adjudicar ninguna de las salas.   El pliego también contempla dejar en manos de los ganadores este negocio por los próximos 20 años, obligando a realizar una inversión inicial de entre u$s120 millones y u$s140 millones para modernizar el sistema desde sus aspectos tecnológicos, construir o mejorar los edificios y en equipamiento.   A la hora de adjudicar el proceso, la propuesta económica que se conocerá el próximo 23 de enero, tendrí¬a más peso. Es decir, el grupo que ofrezca un menor costo para el Estado provincial por esas operaciones se terminará llevando el negocio en su totalidad, o en alguna de las tres canastas.   En la actualidad, de los casi $7.000 millones en ventas netas que las tragamonedas generan al año, el 50% más el IVA debe quedar en manos de la provincia gobernada por Vidal. El resto, queda para las empresas concesionarias.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter