INFOANPRESS
Jueves 21 de Marzo de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
El parlamento británico votó en contra de cualquier Brexit
Por una diferencia mínima 312 a 308 los legisladores prohíben de ese modo un portazo contra la Unión Europea y disponen que debe existir un acuerdo de salida.

Noticia
El Parlamento británico recuperó el control del Brexit. En 30 minutos le infligió dos fuertes derrotas al gobierno conservador y abrió la puerta a una postergación para una nueva negociación con la Unión Europea. Los diputados británicos votaron en contra de una ruptura sin acuerdo con la UE y el sucesivo portazo. Por solo 4 votos se impuso el No.   Por 312 contra 308 votaron por el rechazo a una salida sin acuerdo con la Unión Europea “bajo cualquier circunstancia”, la primera de las enmiendas del día. Después de la segunda derrota de su plan Brexit, la premier Theresa May había anunciado una moción rechazando un No acuerdo el 29 de marzo y reescribiendo su política, que había rechazado descartar el No Acuerdo para no irritar a los Brexitiers. Pero los diputados destrozaron su cuidadosa redacción y votaron por 312 contra 308 cualquier posibilidad de irse sin acuerdo.   En medio de la votación, con escenas caóticas y cuatro ministros del propio gabinete que se habían abstenido, la premier sin voz se levantó para advertir- en una declaración desafiante- que “un Brexit con No acuerdo solo puede ser evitado si se consigue un acuerdo o se cancela el Brexit”.   La enmienda contra una salida sin pacto formulada por la diputada conservadora Caroline Spelman, quiso ser retirada por el gobierno pero forzada por Ivette Cooper, la laborista que también la había firmado. La otra derrota para May fue por 374 votos contra 164. En ella, el gobierno quería extender el artículo 50 hasta el 22 de mayo, un día antes de las elecciones europeas, y ofrecer una fase transicional, sin backstop en Irlanda del Norte. El “imbroglio” es tal que 4 ministros se abstuvieron en la enmienda del gobierno. Ahora May amenaza con echarlos o que renuncien. Otros creen que será ella quien deberá presentar su renuncia. Ella ha perdido el control del poder.   Sin voz, agotada, volvió a advertir en medio de la votación: ”Nosotros podemos tener un segundo referéndum pero el riesgo es que no tengamos Brexit”. Y siguió con su discurso de miedo:”nos iremos sin acuerdo si algo no es acordado”.   May anunció que el jueves propondría “una moción corta para una técnica y limitada extensión del articulo 50”, si un acuerdo puede ser conseguido antes del fin de marzo.”Una extensión más larga requeriría que participemos en las elecciones europeas. No pienso que es lo correcto”, dijo. El líder de la oposición laborista Jeremy Corbyn dijo que la estrategia de la premier “está por el suelo”. ”Nosotros debemos encontrar un consenso para avanzar. Voy a tener reuniones con diputados en esta Casa para tratar de encontrar un compromiso. Extender el artículo 50 sin un claro objetivo no es una solución”, afirmó el laborista.   Pero esa extensión se votará este jueves en el Parlamento, en otro psicodrama que ya es considerado crisis constitucional. Michel Barnier, negociador europeo del Brexit, ha advertido claramente: sin acuerdo no hay postergación.   Será otro día de caos y confusión en la Cámara de los Comunes, en un reino que ha perdido el norte. Un segundo referéndum está más cerca que antes en Gran Bretaña.   Luego que el Parlamento rechazara el acuerdo de Brexit elaborado por May, son los legisladores quienes van a dictar los próximos movimientos. May advirtió sobre el “potencial daño a la Unión que ir sin acuerdo puede producir” pero publicó las políticas esenciales para ponerlo en su lugar” si triunfaba.   El voto de este jueves pedirá extender el proceso del artículo 50. El período a solicitar a la UE dependerá de los legisladores británicos. El gobierno puede proponer un calendario pero puede ser enmendado por los diputados. Si esta extensión es aprobada, se deberá aportar la legislación necesaria para cambiar la fecha de salida que es del 29 de marzo.   Pero esta votación y decisión de los británicos no necesariamente va a ser aprobada por la UE. Debe ser respaldada por los 27 representantes europeos en Bruselas la semana próxima. El líder de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker advirtió que si va más allá de mayo, Gran Bretaña debe participar en las elecciones europeas. Una posibilidad que no los entusiasma, pero tampoco le interesa a Francia o a Alemania. Gran Bretaña ha sido advertida que algunos gobiernos europeos se inclinan a un “claro corte” el 29 de marzo, sin acuerdo.   Pero esa posibilidad no le interesa a las autoridades de la UE: es altamente probable que le impongan un ultimátum a los legisladores británicos: Es altamente probable que le impongan un ultimátum a los legisladores británicos: un nuevo acuerdo, una llamada a un nuevo referéndum o encontrar una alternativa antes del 29 de marzo o no habrá extensión.   ¿En medio de este caos, la primera ministra May puede sobrevivir?. Normalmente jamás. Pero son tiempos excepcionales. Algunos candidatos conservadores hasta tienen impresos sus slogans para reemplazarla. Pero salvo renuncia, un voto de confianza hasta ahora esta siendo cuidadosamente sopesado cada día pero no descartado. Las elecciones generales podrían estar a la vuelta de la esquina en Gran Bretaña.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter