INFOANPRESS
Viernes 16 de Noviembre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
La UIF ya piensa en el decomiso del dinero una vez que se compruebe la estafa de Clarín a las AFJP
El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, parece tener plena seguridad de que la Justicia comprobará la estafa de los directores de Clarín a las AFJP, porque ya pensando en el momento del decomiso del dinero: “en el caso que se compruebe la estafa de los directores de Clarín a las AFJP, el dinero a decomisar serían alrededor de $ 400 o 500 millones" que hoy formarían parte del Fondo de Sustentabilidad del ANSES, afirmó el funcionario. Además, destacó en tanto la importancia del levantamiento del secreto fiscal sobre dos accionistas del grupo Clarín, Lucio Pagliaro y José Aranda, en el marco de la investigación.

Noticia
Además Sbatella resaltó la importancia de la causa, al ser “la primera vez que el sistema financiero tiene un operador de adentro que denuncia las maniobras de lavado de dinero” (como es el caso del ex vicepresidente para Latinoamérica de la banca JP Morgan, Hernán Arbizu), aunque mostró su preocupación por “la lentitud con que avanzan estas causas en la justicia”.

Sbatella destacó en tanto la importancia del levantamiento del secreto fiscal sobre dos accionistas del grupo Clarín, Lucio Pagliaro y José Aranda, en el marco de una investigación por una supuesta "operación sospechosa" reportada por el Banco Central.

Sbatella celebró que la Cámara Federal ordenara en las últimas horas esa medida y revocara una decisión previa del juez federal Julián Ercolini, quien había rechazado el pedido de la UIF en primera instancia.

El planteo se originó en un "Reporte de Operación Sospechosa" emitido por el Banco Central con relación al incremento de "bienes exentos declarados impositivamente" por parte de los accionistas de Clarín, durante el período 2007, sin la documentación correspondiente que justifique ese aumento patrimonial.

Ante esto, la UIF alegó la necesidad de contar con las declaraciones juradas de los accionistas presentadas entre 2001 y 2009.

Si bien Ercolini había rechazado el planteo por entender que "la variación total de los bienes" no podía enmarcarse como una operación sospechosa sólo por no hallarse documentación al respecto, la UIF apeló ante la Cámara con nuevos argumentos.

En la presentación, Sbatella advirtió sobre la posibilidad de que el incremento patrimonial de los accionistas del Grupo Clarín denunciados esté vinculado con la "colocación de acciones sobrevaluadas".

"El efecto de la suba de las acciones se manifestó claramente en el incremento patrimonial de los que hicieron la maniobra", relató Sbatella, quien apuntó que se trata de un aumento de los bienes de "más del 300 por ciento".

En esa apelación, la UIF anexó "una interpretación que tiene que ver con el incremento patrimonial y que alude a la colocación de acciones sobrevaluadas", lo que constituye -en caso de corroborarse- "una estafa al Estado".

La Cámara entendió que la ley habilita levantar el secreto fiscal para realizar un "análisis" de un posible delito y no requiere que se haya "constatado la existencia de una operación que constituya una maniobra de lavado de dinero".

Por otra parte, Sbatella contó ayer que inició otra causa por "violación de secreto" debido a que los accionistas de Clarín se enteraron del pedido de la UIF (de levantar el secreto fiscal) antes de que la presentación llegara a la justicia.

"Hubo situaciones intermedias que complicaron el proceso; al hacer el pedido al juez (Pagliaro y Aranda) se enteran de un procedimiento que no podrían haberse enterado y presentan un escrito en el que dicen que no se justifica el levantamiento", detalló.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter