INFOANPRESS
Miercoles 25 de Abril de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Narcoavión: La Justicia analiza citar a declarar al jefe de la Fuerza Aérea
Los investigadores buscarían saber si existió un informe interno que alertaba sobre “movimientos extraños” dentro de la Base Aérea de Morón (BAM). Antes de llegar a Constantino llamará a declarar a otros 200 empleados de la base aérea donde estuvo estacionado el avión de la cocaína.

Noticia
La Justicia no descarta citar como testigo al jefe de la fuerza, el brigadier general Normando Constantino y al director general de Inteligencia, brigadier Rodolfo Centurión por el caso del narcoavión detenido en el aeropuerto El Prat, Barcelona, con casi una tonelada de cocaína.

Los investigadores buscarían saber si existió un informe interno que alertaba sobre “movimientos extraños” dentro de la Base Aérea de Morón (BAM). Antes de llegar a Constantino, según indicaron fuentes allegadas al expediente, llamará a declarar a otros 200 empleados de la base aérea donde estuvo estacionado el avión Challenger 604 que el 2 de enero llegó con 944 kilogramos de cocaína de máxima pureza al aeropuerto de El Prat, en Barcelona. Aunque la causa sigue avanzando, el juez en lo penal económico Rafael Caputo –transitoriamente a cargo del expediente hasta el 18– no resolvería ninguna cuestión de fondo, decisiones que quedarían en manos del juez natural de la causa, Alejandro Catania.

Por el momento, todos los integrantes de la Fuerza Aérea de la base de Morón, que completaron la lista de la primera ronda de testimoniales militares, coincidieron en que el control sobre el avión que fue secuestrado en España era misión de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), organismo que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Planificación.

La principal hipótesis de la Justicia es que la droga fue cargada en Morón. El Challenger estuvo parado en la base aérea del Conurbano bonaerense entre el 5 de noviembre y el 30 de diciembre pasado. En el juzgado esperan que alguno de los testigos pueda aportar datos más certeros sobre el avión que tripulaban los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá y Matías Miret –hijos de brigadieres–, actualmente detenidos en España.

En el Edificio Cóndor creen que la Justicia también llamaría para que preste declaración testimonial al comodoro Juan Alberto Macaya, que estaba al frente del Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea antes de que asumiera el brigadier mayor Marcelo Adolfo Ayerdi. “Ambos tienen responsabilidad. El primero porque el avión estuvo más de treinta días estacionado en una base aérea de su comando, y el segundo porque el avión se cargó y salió de Morón cuando ya había reemplazado a Macaya”, explicó al diario PERFIL un oficial de alto rango de la fuerza. El brigadier mayor Ayerdi es hermano del desplazado jefe de la BAM, comodoro Jorge Ayerdi.

Una dura interna se desató en el Edificio Cóndor como consecuencia del escándalo del narcoavión. Uno de los uniformados consultados pintó el siguiente panorama: “La realidad de la fuerza es: vacío de poder, negativa a tomar decisiones, no asumir responsabilidades, y lo que es peor, transferirlas siempre a otro, especialmente si es subalterno. Hay una grave crisis de autoridad, especialmente en las unidades del interior. Constantino deambula y solamente le interesa la opinión de los abogados”.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter