INFOANPRESS
Viernes 16 de Noviembre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Vendimia: Pino acompañó la marcha antiminera y fue insultado por militantes K
Pino Solanas encabezó una marcha de cerca de tres mil personas contra la minería a cielo abierto en Mendoza. La Cámpora los recibió con insultos.La Presidenta, que hace fuerza por defender al sector minero, llegó una hora más tarde.

Noticia
En plena Fiesta de la Vendimia, el candidato a presidente de Proyecto Sur Pino Solanas encabezó una marcha de cerca de tres mil personas contra la minería a cielo abierto en Mendoza. La manifestación irrumpió al abrir el tradicional Carrousel de la Vendimia que transporta a las candidatas a reina nacional por las principales calles del centro de Mendoza.

Las agrupaciones ambientalistas, sociales y políticas desfilaron ante el palco oficial poco antes de que la presidenta Cristina Fernández ocupara su lugar junto al gobernador Celso Jaque. Llevaban pancartas que decían: “No se negocia el agua de Mendoza. El agua vale más que el oro. No a la megaminería”, y cantaban canciones contra los distintos emprendimientos mineros, uno de los cuales tiene que ser aprobado por la Legislatura mendocina.

Solanas llegó a Mendoza para participar de la Fiesta de la Vendimia y para acompañar la manifestación. “Es fiesta popular, y éste es un reclamo popular”, consideró el diputado de Proyecto Sur. “Es lamentable la poca vocación de algunas autoridades nacionales y provinciales al no escuchar la voz del pueblo”, cuestionó el candidato, que pidió a los productores rurales que tomen conciencia de los efectos nocivos que puede tener la actividad minera en la producción vitivinícola.

La protesta en la capital mendocina fue acompañada por otras manifestaciones en distintos puntos de la provincia, y también en otros distritos, como Entre Ríos.

La situación más tensa se generó al comienzo del desfile de carros por las calles. Unos 4.000 manifestantes a favor del agua y contra “la minería contaminante” fueron insultados, hubo empujones y la amenaza en cánticos: “Si tocan a Cristina que quilombo se va a armar” , gritaba la hinchada K.

Con un cálculo cronométrico, Cristina permaneció en el interior del hotel Hyatt cuando comenzó a avanzar la marcha antiminera. Estuvo en el acto de la Corporación Vitivinícola. Llegó una hora y media más tarde de lo previsto, lo que permitió evitar su cruce con los manifestantes.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter