INFOANPRESS
Domingo 25 de Agosto de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Entran en discusión los proyectos para reformar la ley de entidades financieras: los banqueros comienzan a preocuparse
Esta semana comenzarán a debatirse en la Comisión de Finanzas de Diputados los proyectos presentados para reformar la ley de entidades financieras. Hasta ahora existen dos: uno es el impulsado por Carlos Heller, apoyado por el oficialismo, y el otro por Gerardo Milman, del GEN. El primero, además de intentar regular las tasas y los cupos en los créditos a pymes y los personales, tiene un disposición que inquieta a los bancos: establece que la actividad será, si se aprueba, un servicio público. Por otro lado, el PRO impulsaría otro proyecto: ¿será que faltaba alguno que defienda los intereses del capital financiero?

Noticia
La Comisión de Finanzas de Diputados avanzará desde esta semana en el debate de los proyectos de reforma a la ley de entidades financieras que ya fueron presentados por el oficialismo y el GEN, aunque aún resta conocer una tercera opción que elabora el macrismo. Después de que Carlos Heller y Alfonso Prat Gay (presidente de Finanzas) acordaran, antes del Mundial, poner a discusión la reforma a la ley madre del sistema financiero, comenzó a elaborar un esquema de citaciones a la comisión para un debate que, prometen, será amplio.

Pasarán por allí banqueros, representantes del BCRA, cooperativas y economistas. Así, ya se acordó que serán citadas ABA, ADEBA y Abappra, por los bancos, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, la Cámara Argentina de Comercio, la Asociación Empresaria Argentina, además de Mario Blejer y Javier González Fraga.

La decisión del kirchnerismo no es un secreto: el propio Néstor Kirchner en la última campaña anunció la reforma a la ley de entidades financieras casi como una bandera.

Quizás fue un anuncio en su pelea por arrastrar el voto progresista para las listas oficialistas de Diputados (habida cuenta de que los Kirchner no se caracterizaron por impulsar medidas de ese tipo hasta ahora). Pero ese pedido tuvo un eco claro cuando Carlos Heller presentó el proyecto en Diputados bajo el nombre de «ley de servicios financieros para el desarrollo económico y social».

Ese proyecto, además de intentar regular las tasas y los cupos en los créditos a pymes y los personales, tiene un disposición que inquieta a los bancos: establece que la actividad será, si se aprueba, un servicio público. Así, la pone sobre una órbita superior de controles estatales.

Al mismo tiempo, Gerardo Milman, del GEN, tiene otro proyecto sobre «ley de relaciones financieras y garantías al usuario de créditos y depósitos» que incorpora «derechos a los clientes bancarios que promuevan y preserven el crecimiento del crédito y la actividad financiera, además del establecimiento e incorporación de bancos especializados en microcréditos orientados a promover el desarrollo productivo regional».

Milman ya comenzó su propio tanteo entre los bancos sobre el futuro de la ley: hoy almorzará con la cúpula de ADEBA para discutir el tema.

Mientras tanto, el proyecto que impulsa el kirchnerismo, como ya anunció este diario, establece:

# Crea una garantía estatal obligatoria de los depósitos de $ 100.000.

# El Banco Central estará encargado de vigilar que ninguna entidad privada supere una participación del 8% en el conjunto del sistema, tanto de depósitos como de préstamos. Ese tope no modifica el esquema actual, pero «evitará que el sistema avance a una mayor concentración.

# Se crea la Defensoría del Usuario de Servicios Financieros en el BCRA y un departamento de atención al usuario en cada banco.

# En materia de créditos, el proyecto le encarga al BCRA establecer un listado de «servicios esenciales» que los bancos deberán ofrecer a los sectores sociales de menores ingresos sin costo o con un nivel mínimo de comisiones.

# Las entidades financieras deberán destinar en forma directa o indirecta a las micro, pequeñas y medianas empresas no menos del 38% del total de su financiamiento al sector privado y un 2% a los microemprendimientos.

# Las tasas de interés máximas para préstamos a micro y pymes y para los créditos personales de hasta $ 100 mil pesos no podrán superar en más del 5% a una tasa promedio ponderada del sistema financiero para ese segmento.

# Además, se establecen límites a la explotación de empresas no financieras y se anula la posibilidad de que los bancos puedan tener participación accionaria en otras entidades similares.

# Se regulan las operaciones en moneda extranjera, de modo que los depósitos en divisas se apliquen a operaciones de deudores con ingresos en esas monedas.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter