INFOANPRESS
Lunes 22 de Octubre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Etchecolatz reconoce una obviedad: “Podría aportar datos y elementos de prueba sobre el destino de Clara Anahí Mariani”
El represor Miguel Etchecolatz, condenado a prisión perpetua por "genocidio" cometido durante la última dictadura militar, aseguró que tiene datos y pruebas para aportar sobre el paradero de Clara Anahí, hija de Daniel Mariani y Diana Teruggi y nieta de "Chicha" Mariani, pero dijo desconocer el paradero de Jorge Julio López

Noticia
Etchecolatz fue Comisario general de Policía de la provincia de Buenos Aires, donde se convirtió en la mano derecha del jefe de la Policía Bonaerense general Ramón Camps. En virtud de su cargo, fue responsable de 21 campos clandestinos de detención que funcionaron en la mencionada provincia, en los que fue visto reiteradamente. Entre estos se encontraron el Pozo de Quilmes, el COT1 Martínez y la División Cuatrerismo de La Plata (Arana). También fue responsable de comandar la "Noche de los Lápices", la masacre de la casa de Calle 30, etc. Condenado a reclusión perpetúa en el marco de un genocidio.

La obviedad de sus dichos son porque el represor fue quien comando el operativo en la casa de calle 30 y además fue el máximo jefe responsable en dicho accionar y en el área donde se realizó tal enfrentamiento. Asique es imposible que no haya sabido que fue lo que ocurrió ese 24 d noviembre de 1976.

Durante el Juicio que se lleva en La Plata, el represor aseguró tener “datos y elementos de prueba” sobre el destino de Anahí Mariani, la menor que con tres años fue secuestrada en noviembre de 1976 de la casa de sus padres, cuando personal policial realizó un operativo y asesinó a todos los que allí estaban, entre ellos su madre, Diana Terruggi.

Clara Anahí Mariani fue secuestrada a los tres años en noviembre de 1976 de la casa de sus padres, cuando personal policial realizó un operativo y asesino a todos los que allí estaban, entre ellos su madre.

“Podría aportar datos y elementos de prueba sobre el destino de Anahí Mariani, a quien pueda estar necesitándolo, porque fui testigo presencial de aquellas circunstancias generadas”, dijo Etchecolatz, ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense en la dictadura.

Al conocerse esta declaración, el abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, Emanuel Noveli, señaló a Radio Provincia que lo de Etchecolatz “fue un alegato político”, ante el tribunal, al tiempo que cuestionó que no haya dado precisiones sobre la información que dice tener sobre Clara Anahí Mariani.

Además, Noveli destacó que, tanto en el caso de Clara Anahí como de todos los chicos secuestrados, los responsables deben dar explicaciones sobre “dónde están esos chicos y lo que pasó con ellos”.

Casa calle 30
En la calle 30 N° 1134 (entre 55 y 56) de la ciudad de La Plata vivió la familia Mariani-Teruggi, constituida por Daniel Mariani, Diana Teruggi y su hija Clara Anahí Mariani, de tres meses de edad.

La casa fue construida en 1945 y adquirida en 1975 por Daniel E. Mariani y Diana E. Teruggi de Mariani con fondos propios. En la parte trasera de la misma, y al momento en que esperaban una habilitación municipal habilitante para un pequeño emprendimiento de elaboración de conservas, funcionó hasta noviembre de 1976 una imprenta a la que se accedía a través de un sofisticado mecanismo oculto.

El 24 de noviembre de 1976, alrededor de las 13:15 hs., la casa del matrimonio Mariani-Teruggi fue rodeada, atacada y saqueada por las fuerzas de la dictadura cívico-militar en un operativo que duró cerca de cuatro horas. En ese momento se encontraban allí Diana, Clara Anahí y cuatro compañeros de militancia de sus padres: Daniel Mendiburu Eliçabe (de 25 años, estudiante de Arquitectura), Roberto César Porfidio (de 31 años, Licenciado en Letras), Juan Carlos Peiris (de 28 años, antenista) y Alberto Oscar Bossio (34 años, médico).

En ese ataque armado asesinaron a Diana (de 26 años, estudiante de letras) y a sus compañeros de militancia. Daniel Mariani (de 29 años, Licenciado en Economía) logró salvarse porque en ese momento no se encontraba en su domicilio. El 1 de agosto de 1977 fue asesinado por las fuerzas de seguridad en las adyacencias de 132 y 35, en la ciudad de La Plata. Clara Anahí sobrevivió al ataque y fue sustraída con vida de la casa por personal de las fuerzas armadas. Hasta la fecha no se tienen noticias ciertas sobre su destino.

Luego del ataque la Casa permaneció con custodia policial cerca de un año. Después de ello, la casa fue invadida y saqueada por intrusos en varias oportunidades. Recién en 1998 la Asociación Anahí logró que devolvieran el inmueble. Del hecho, terriblemente violento, persisten aún en las paredes las marcas de los impactos de bala de todos los calibres, lo que la constituye en un elocuente testimonio del accionar del Terrorismo de Estado. Desde entonces las familias Mariani y Teruggi intentaron mantener la casa tal como quedó luego del ataque.

Clara Anahi
Nació el 12 de agosto de 1976 en La Plata. Hija del matrimonio de Diana Teruggi y Daniel Mariani. Vivía junto a sus padres en la casa de calle 30 Nº1134 de La Plata (actualmente Casa Mariani- Teruggi). Sobrevivió al ataque del 24 de noviembre y fue secuestrada y privada de su identidad. Tenía tres meses y medio. Continúa desaparecida

Diana Teruggi  protegió con su cuerpo de la balacera a su hija Clara Anahí, de 3 meses de vida, quien resultó ilesa pero fue apartada del cuerpo inerte de su madre para ser entregada a los policías del operativo, sin que hasta hoy se conozca su paradero.
 
La trama de la Bonaerense empieza a aparecer en los debates del juicio se realiza en la plata a 6 Centros clandestinos de detención (de 29 que funcionaron) en lo que se denomino el Circuito Camps, y se incluyen el operativo en la casa de calle 30.
Las acusaciones hicieron eje en la articulación de los centros clandestinos con la Brigada de Investigaciones de La Pata, se metieron en el ataque a la casa de la calle 30 y mostraron los perfiles de los policías, muchos individualizados con la reapertura de las causas. Entre otros, Hugo Guallama –chofer de Etchecolatz– y el “Oso” Carlos García, uno de los capos de la patota, ascendido a subjefe de la Unidad Regional, reciclado años después como parte de la policía del duhaldismo. Acusados los dos entre otros hechos del robo de Clara Anahí, la nieta aún desaparecida de María Isabel “Chicha” Chorobick de Mariani.

Guallama está acusado como autor de los disparos que mataron a Diana mientras corría con su hija en brazos. También está acusado de robar a la niña. Policía de la Bonaerense, con grados de agente, cabo, cabo primero, admitió haber sido chofer de Etchecolatz pero dijo que ese día estaba de franco. Pero la acusación recoge pruebas que parecen condenarlo: testimonios de vecinos, una condecoración de la Orden de San Miguel Arcángel seis días después del operativo por “eliminar elementos extremadamente peligrosos para la sociedad” y el relato de su propia mujer, Mabel Suárez, que aseguró que él vociferó varias veces haber estado en los techos de la casa con Ramón Camps y Etchecolatz “disparando contra una mujer que llevaba su bebé en brazos”.

Guallama comenzó también a ser enjuiciado por el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata por su participación en el operativo en  la casa Mariani-Teruggi, en calle 30 entre 55 y 56 de La Plata.

Pero Guallama no fue el único imputado interpeleado a gritos por una menor apropiada, ya que otro imputado, el médico policial Jorge Bergés también fue increpado.  "Bergés, ¿a quién le diste la hija de Silvia Valenzi?", gritó una mujer sentada entre el público. Silvia Valenzi dio a luz en cautiverio, en 1977, en un parto que habría presenciado Bergés.

Otro de los nombres que se escuchó y a los que volverá el juicio es Carlos “Oso” García. Jerarca de la Bonaerense, alcanzó rango de comisario general, fue director de la custodia del Banco Provincia de Eduardo Duhalde y participó de un grupo de investigadores que aportó información falsa en la causa AMIA. Para 1976, Juan Fiorillo era jefe de la Unidad Regional La Plata y García, su segundo. Guallama dijo que “a Fiorillo lo vieron cargando un bulto en su coche envuelto en una frazada”.
Y con él “participó su jefe de Brigada, un oficial al que le decían Oso y era su apellido García”. García, que entonces era un “policía alto, morocho, excedido de peso, de unos 45 años, con un arma tipo escopeta en una mano y que en la otra llevaba a un bebé envuelto en algo blanco”, según los relatos de un vecino, tenía una voz de barítono con la que lo amenazó.

La bonaerense hoy
Con respecto a la desaparición de López, el ex diretor de investigaciones de la Policia Bonaerense, Miguel Etchecolatz, remarcó que “soy víctima de un deliberado propósito, donde se me adjudica una responsabilidad penal con hechos que no conozco”.

Por la Comisaría V pasaron víctimas como Adriana Calvo y Jorge Julio López. Inés Ortega, que dio a luz a su hijo Leonardo Fossatti. O los De la Cuadra: Estela, Roberto José y Elena, que dio luz a Ana Libertad, ambas todavía desaparecidas.
El circuito Camps estaba conformado por al menos 29 Centros Clandestinos de Detención. 9.000 policías de la bonaerense entraron en actividad en la dictadura y aún continúan en la fuerza. Julio desaparece un 18 de septiembre 2006, día en que se leía la condena  a Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad en el marco de un genocidio.

Los imputados en el juicio de La Plata que están sentados en el banquillo de los acusados son: Ibérico SAINT JEAN (ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires) y su ministro de gobierno Jaime SMART, Miguel Osvaldo ETCHECOLATZ, el médico Jorge Antonio BERGES, Norberto COZZANI, Rodolfo Aníbal CAMPOS, Domingo ALMEIDA, Hugo Alberto GUALLAMA, Luis Vicente PATRAULT, Carlos GARCIA, Horacio Elizardo LUJAN, Alejandro Agustín ARIAS DUVAL, Eros Amílcar TARELA, Roberto Antonio CABRERA, Sergio Arturo VERDURI, Rubén Oscar PAEZ, Miguel KEARNEY, Fernando SVEDAS, Bernabé Jesús CORRALES, Pedro FERRIOLE, Raúl Orlando MACHUCA, Julio César ARGUELLO, Mario SITA, Roberto GRILLO, Daniel LENCINAS y Santiago ANTONINI.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter