INFOANPRESS
Lunes 22 de Octubre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
El delegado Sobrero aún continúa detenido y el poder Judicial no encuentra las pruebas
El dirigente ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero fue detenido por “asociación ilícita” en la causa por la quema de once vagones y el ataque a tres estaciones de la línea Sarmiento en mayo pasado. Tras tomarle indagatoria le negaron la excarcelación. Fuerte denuncia en un comunicado de la CGT. Piumato no perdio oportunidad para desmentir a Anibal Fernandez

Noticia
Sobrero fue arrestado por orden de Mariano Amaduri, quien subroga a Juan Manuel Yalj, titular del Juzgado Federal Nº2 en lo Criminal y Correccional de San Martín. Además de la asociación ilícita, según trascendió, se le imputa en el marco de la causa 5422 el “estrago doloso”, es decir, un delito cometido contra varias personas de manera intencional, con penas de prisión de entre ocho y veinte años.

El caso generó un nuevo foco de tensión entre el Gobierno y los sindicalistas, ya que muchos ven en la detención de Sobrero una ayuda del ejecutivo hacia José Pedraza. Según el abogado de Sobrero la detención sería una compensación por el arresto de Pedraza en la causa por la muerte del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra. Es importante recordar que, un día antes de la detención del delegado, se comenzó una investigación sobre los jueces que estaban a cargo de la causa que investiga el asesinato de Ferreyra. Se busca analizar si existió el corbo de coimas para mejorar la situación de detención de Pedraza.

Los allegados a Sobrero negaron cualquier relación entre ambos y los otros tres detenidos: Rodrigo Hernán Peláez y los hermanos Fernando y Guillermo Díaz.

Estos últimos habrían sido individualizados por los investigadores a partir de los videos de seguridad en las inmediaciones de alguna de las estaciones atacadas. ¿Y qué pruebas pesan contra Sobrero y Portorreal? Durante la jornada se mencionaron escuchas telefónicas que los involucran, sobre todo al Pollo, pero que no se han mostrado, con cual están de ser pruebas plantadas por el solo hecho de ser delegado.

Tras la indagatoría tomada en la jornada de hoy a Sobrero, el Juez Federal Yalj aclaró que el expediente no cuenta con videos que involucren a los detenidos y que los cruces telefónicos aún están pendientes. ¿O sea, no son muchas contradicciones para una detención?

"En los próximos días vamos a profundizar algunas medidas para analizar la solidez de algunas pruebas que tenemos nosotros y que por ahora prefiero no adelanterles", completó el magistrado. 

El juez federal de San Martín Juan Manuel Yalj encabezó la audiencia de declaraciones indagatorias del gremialista Rubén "Pollo" Sobrero, el docente Leonardo Portorreal y otros cinco acusados del incendio de trenes del ferrocarril Sarmiento en mayo pasado.

Según fuentes judiciales tras escuchar a Sobrero, el magistrado decidió rechazar el pedido de excarcelación que había planteado su abogado, por lo cual continuará detenido.

Sobrero aceptó contestar las preguntas que le formuló Yalj y se declaró inocente. El abogado de Sobrero solicitó su excarcelación al asegurar que "no hay motivos para que esté detenido", pero el juez le negó la excarcelación sin argumentarla.

Yalj afirmó que Sobrero "dio una serie de explicaciones muy atendibles que van a motivar sin duda que el juzgado escuche una campana hasta el momento de las detenciones", y cuando le preguntaron directamente al juez si con su respuesta el gremialista había atenuado su situación en la causa, el juez respondió: "Yo diría que sí".

“Mañana vamos a resolver su situación, si se dicta la falta de mérito o su procesamiento, pero en todos los casos tomaremos nuevas medidas de prueba”, dijo el juez, quien anticipó que buscará un cotejo técnico a la explicación del sindicalista de que el descarrilamiento de una formación fue producto de “la fatiga del material”.
Anibal Fernandez

Mientras el tema se mantiene en el tapete desde la detención del dirigente gremial el pasado viernes, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió al cruce de las críticas de Moyano, que este fin de semana denunció una "escalada contra la actividad sindical" a través de un comunicado de la CGT.

Sin embargo, un rato más tarde Julio Piumato, titular del gremio de los trabajadores judiciales y hombre cercano a Moyano, ratificó las denuncias de la central obrera y cuestionó al ministro por hablar con la prensa pese a que la causa se encuentra bajo secreto de sumario.

Ante la acusación, el titular de ministros señaló que "este Gobierno no persiguió a nadie, mucho menos sindicalistas".

En su habitual columna de los lunes en Telefé y en declaraciones radiales, el jefe de Gabinete reiteró que existen "pruebas suficientes" para la detención de los sindicalistas de la línea Sarmiento.

Además, el jefe de ministros negó que haya tenido acceso al expediente, que se tramita en el Juzgado Federal de San Martín, a cargo del juez Juan Manuel Yalj.

El funcionario se declaró "amigo" del líder camionero, pero rechazó las acusaciones que hizo sobre que existe una persecución al sindicalismo.

"Este Gobierno nunca persiguió a nadie. Nunca he renegado de mi amistad personal con Moyano. Pero yo no digo amén a todo, y en este caso no estoy de acuerdo. Primero porque este gobierno no persiguió a nadie, buscó justicia en los lugares que debió buscarlos. Y mucho menos perseguir sindicalistas. Lo que no vamos a hacer, ante una situación como esta es tabicarla. Nunca lo hicimos y nunca lo vamos a hacer", enfatizó Fernández.

El ahora candidato a senador nacional por el Frente para la Victoria remarcó: "Ante situaciones como éstas, si tengo que poner mi firma, no me tiembla la mano, así que lo siento, no pienso como la CGT en ese caso".

"No podemos tolerar que esto suceda. Este gobierno ha pagado costos altísimos por respetar el artículo 14 de la Constitución nacional, que da el derecho de reclamar ante las autoridades. Las cosas las podemos resolver políticamente, es un poquito más largo el camino pero más seguro. Pero cuando se encuentra con gente irracional que quema por 50 millones de pesos, no se lo puede permitir a nadie", subrayó sobre la quema de vagones.

Inmediatamente, Piumato le respondió a Fernández y lo criticó por hablar de la causa que involucra a Sobrero en momentos en que el expediente está "en secreto de sumario". Piumato advirtió que "hay una escalada de la Justicia contra" las organizaciones sindicales.

"Yo creo que el jefe de Gabinete, y muchos coinciden, no tuvo un gesto feliz al hablar de la causa que estaba en secreto de sumario y salir a defender al juez. No es un acierto por parte de un miembro del Poder Ejecutivo nacional", enfatizó el titular del gremio de los empleados judiciales.

En declaraciones a radio La Red, el integrante de la cúpula de la CGT advirtió que "hay una escalada de la Justicia contra todo lo que tenga que ver con la organización sindical".

A su entender, "lo lógico hubiera sido que lo citaran al juzgado, como hacen con la gente del poder y si el juez tenía elementos para procesarlo ordenara su detención".

"Lo detienen un viernes para recién tomar indagatoria el lunes y generar este revuelo. Esto tiene intencionalidad política. Por eso me sorprende lo de Aníbal Fernández, para mí esto perjudica al gobierno a 20 días de las elecciones ya que enrarece el clima electoral", señaló.

Para Piumato, la presidenta Cristina Kirchner podría rondar "el 60 por ciento de los votos" en las elecciones de este mes y evaluó que "es de sentido común pensar que al Gobierno no le conviene" la polémica por la detención de Sobrero. “No lo veo a Sobrero entre los que organizaron ese ´operativo caos´" con la quema de vagones, señaló el titular del gremio de Judiciales.

El comunicado de la CGT
La CGT rechazó la detención de los delegados de la línea de trenes Sarmiento al advertir que existe una "escalada contra la actividad sindical" y señaló que "llama poderosamente la atención con la facilidad con que la Justicia actúa sobre los dirigentes gremiales".

La central gremial sostuvo que en el país "los únicos que van presos son los dirigentes sindicales", mediante un comunicado firmado por su titular, Hugo Moyano, y su secretario de Derechos Humanos, Julio Piumato.

"La CGT rechaza la detención de los delegados ferroviarios y advierte que continúa la escalada contra la actividad sindical sin importar el color político de los perseguidos", señala el comunicado.

La central gremial que conduce Moyano subrayó que "llama poderosamente la atención con la facilidad con que la Justicia actúa sobre los dirigentes gremiales cualquiera sea su trayectoria o ideología política".

Y señalaron que la actuación judicial contra sindicalistas se da "en un país donde narcos, los apropiadores de bebes, abusadores de menores, los que saquearon la Argentina, los que hacen espionaje a los vecinos, los traficantes de armas, los corruptos, los que defraudan al Estado y al pueblo parecen tener, aún los condenados, otra consideración y otra suerte".

Moyano y Piumato pusieron de relieve "la sospecha de que esto forma parte de una campaña tendiente a demonizar la actividad sindical para avanzar así sobre los derechos de los trabajadores".

"Reiteramos nuestro reclamo de libertad a todos los detenidos por su actividad gremial y que tengan por parte de la Justicia, sin perjuicio del avance de las investigaciones, el mismo trato y la misma presunción de inocencia que ostentan los poderosos en la Argentina", agrega el comunicado.

La CGT se pronunció así un día después de la detención del presidente del cuerpo de delegados de la línea Sarmiento, Rubén "Pollo" Sobrero, y otros cuatro sindicalistas, acusados de ser responsables de la quema de trenes de TBA ocurrida en mayo pasado.


Para más información:
En mi muro o…
Día de la detención:www.infoanpress.com/interna.php?id=5191
Caso Marino Ferreyra: www.infoanpress.com/interna.php?id=5180

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter