INFOANPRESS
Lunes 22 de Octubre de 2018
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Economia
Una medida nada dulce
Brasil limitó las importaciones de golosinas argentinas en represalia a medidas similares contra calzados brasileños. Ya había implementado una política similar cuando hace un mes incrementó las barreras a los vehiculos importados

Noticia
El Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior suspendió las licencias automáticas a chocolates, dulces y confites argentinos, que a partir de ahora pueden demorar hasta 60 días para obtener su autorización para ingresar al mercado brasileño.

Aunque el gobierno carioca evita hablar de represalia, esa medida es una respuesta a la retención de 3,1 millones de pares de zapatos brasileños en los puestos de la aduana argentina.

En medio de la crisis internacional, la devaluación del real y la aparente desaceleración que sufriría la producción brasilera, las disputas por instalar las mercancias de ambos países comienzan a ser más fuertes, lo que tiende a cerrar las fronteras para proteger el mercado interno.

Ambos países representan mercados fundamentales para el otro en industrias tan importantes como la de automóviles. Hace un mes, el gobierno de Brasil había incrementado las barreras a la importación de vehículos y de hecho hoy se anunció que la fábrica de Fiat en Córdoba suspendió la producción por un exceso de stock en la frontera.

Demoras en la autorización de ingresos de autos argentinos a Brasil y de productos brasileños a Argentina desataron una crisis en el primer semestre de este año que fue resulta tras dos encuentros de los ministros de industria Fernando Pimentel, brasileños y su par Débora Giorgi.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter