INFOANPRESS
Lunes 21 de Agosto de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Gremialistas que no apoyan a Moyano se reunieron para consolidar un espacio que le ponga freno al camionero
“Este sector no tiene candidatos”, aseguró ayer el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) –y posible candidato–, Antonio Caló. Sin nombrarlo, le enviaron un mensaje al líder cegetista, Hugo Moyano, al señalar que “la nueva conducción de la CGT debe funcionar como un cuerpo colegiado. Nadie debe sobresalir sobre el conjunto”.

Noticia
“Este sector no tiene candidatos”, aseguró ayer el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) –y posible candidato–, Antonio Caló, luego de un plenario que reunió a casi cincuenta dirigentes de gremios pertenecientes a la CGT. Con la intención de asentar el espacio no-moyanista de la central obrera, se reunieron una vez más los sindicatos para elaborar un documento en el que declaman una CGT “con unidad sindical, aceptando diversidades en el marco del respeto recíproco, superando rivalidades y egoísmos”. Sin nombrarlo, le enviaron un mensaje al líder cegetista, Hugo Moyano, al señalar que “la nueva conducción de la CGT debe funcionar como un cuerpo colegiado. Nadie debe sobresalir sobre el conjunto”.

“Fue una muy buena reunión. Vamos por la unidad del movimiento obrero y queremos que Hugo Moyano entienda que no tenemos nada personal con él, pero sí con su estilo de conducción”, sostuvo el sindicalista anfitrión, Oscar Lescano, una vez que se habían retirado los demás gremialistas de la sede de Luz y Fuerza, en Defensa al 400. “La historia muestra que cuando hubo dos o tres sectores dentro de la CGT al movimiento obrero le fue mal”, aseguró Caló, a la vez que sostenía que “los gremios industriales están completamente compenetrados con este modelo económico y lo defenderán a cualquier costo”. El discípulo de Lorenzo Miguel tiene el apoyo de su gremio, que avaló su candidatura el fin de semana pasado, en un congreso nacional de delegados, para ser el próximo secretario general de la CGT.

“Impulsamos una conducción colegiada y no personalista. Por ende, sin Moyano como secretario general, dentro de la CGT por supuesto, pero no queremos más personalismo de ninguna especie”, dijo el dirigente de los docentes bonaerenses Sergio Romero, con el flamante documento en mano. El espacio político sindical cuenta al menos “con el 60 por ciento de los delegados que participan del Confederal. Los dirigentes que participaron hoy representan ese número”, aseguró a Página/12 Héctor Daer, integrante de la mesa nacional de la CGT.

Además de Caló y Lescano estuvieron presentes el dirigente de Aguas Sanitarias, José Luis Lingeri; el estatal Andrés Rodríguez y como el líder de la Uocra, Gerardo Martínez, se encontraba en Misiones, Hugo Ferreyra en su lugar. El gastronómico Luis Barrionuevo arribó con sus característicos anteojos oscuros un poco después de sus seguidores de la CGT-Azul y Blanca. Los Gordos pusieron su parte y Carlos West Ocampo, de Sanidad; Rodolfo Daer, de Alimentación, y Armando Cavalieri, de Comercio, dijeron presente. El mecánico Ricardo Pignanelli también se sumó al cónclave, al igual que el municipal Amadeo Genta y el dirigente de los porteros, Víctor Santamaría.

El documento consta de 16 puntos y está dividido en tres partes. Bajo la premisa “Primero la patria”, los 48 gremios que lo firman señalan que tienen “el compromiso irrenunciable de ser artífices de una nueva sociedad. El Estado debe aceptar y garantizar que la CGT participe en la elaboración de las grandes políticas” y destacan los logros de la instrumentación “de políticas públicas activas y adecuadas” por parte de los gobiernos kirchneristas que posibilitó “que desciendan los niveles de desempleo, mejoren las retribuciones y se incremente la inclusión social”. A su vez señalan “la precarización laboral” como uno de los puntos a resolver e imponen una “imprescindible reforma impositiva progresiva en la agenda del Gobierno”, tal y como lo plantea Moyano.

La unión de Gordos, independientes, barrionuevistas y no encolumnados está encaminada detrás de la modificación del modelo que Moyano desarrolló hasta ahora al frente de la CGT. Entre ellos también existen diferencias, sobre todo entre quienes defienden el modelo kirchnerista y los seguidores de Barrionuevo, pero no ven un escollo para integrar una CGT con todos los espacios. La próxima cita será el 3 de mayo, pero esta vez Caló afirmó que “se invitará a Moyano para que participe”.
Fuente: Pagina12

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter