INFOANPRESS
Domingo 17 de Diciembre de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
Nelson Castro, en Mitre, se ajusta a la agenda de Clarín en el caso Sadous: ni objetivo ni independiente
El Grupo Clarín busca la forma de mantener latente el caso Sadous y sus denuncias de supuestas coimas que hasta ahora ningún empresario que exportó máquinas agrícolas a Venezuela confirmó. Incluso el ex defensor de Pueblo, Eduardo Mondino, en su testimonio ante el juez Julián Ercolini, reconoció que las denuncias que recibió mientras ocupaba ese cargo no pudo comprobarlas.

Noticia
Clarín hace punta con las denuncias del ex embajador en Caracas, Eduardo Sadous, acerca de que empresarios argentinos denunciaron que para poder exportar productos a ese país tenían que pagar coimas y que existía una embajada paralela cuyo eje era el ministro de Infraestructura Julio De Vido. Sadous, en el lenguaje propio de la diplomacia, en el que se sugiere mucho pero no se dice nada, dio a entender que De Vido era el depositario de las coimas y que Néstor Kirchner sabía de las actividades ilegales del ministro.

Hoy Clarín publicó, como lo hace todos los días, una nota sobre este tema, sin hacer referencia al agasajo a Sadous, en el que el invitado más importante fue Fernando De la Rúa.

Pero el dato novedoso es que Nelson Castro, por Radio Mitre, tomó el tema obviamente con el perfil que le da Clarín. Las razones de estas líneas son para poner en evidencia que Castro no es ni objetivo ni un periodista independiente. Es apenas un amanuense de Héctor Magnetto ante quien el martes pasado fue corriendo apenas le informaron de una reunión: el´CEO bajó línea política y Castro, como buen periodista aplicado, hoy hizo los deberes.

Castro dijo textualmente hoy por radio: “Temas que continúan: la investigación por el supuesto pago de coimas en la venta de maquinaria agrícola a Venezuela. Se están produciendo declaraciones de ex presidentes de la Cámara de Maquinaria Agrícola y están viendo todos como zafan. En el off muchos de los empresarios reconocer que era algo anómalo esta comisión del 15% que cobraba Palmat.”

En Página 12, Raúl Kollmann, firma una nota en la que explica que el  ex presidente de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), Jorge Luis Médica, declaró ayer ante el juez Ercolini, que renunció a esa Cámara a principios de 2009 no porque tuviera objeciones respecto del manejo de las exportaciones a Venezuela.

Veamos punto por punto las denuncias de Sadous a las que el periodista objetivo Nelson Castro da crédito:

+Sadous sugiere que el 15 por ciento que cobró la trader Palmat podría encubrir una coima a funcionarios venezolanos o argentinos.

Dijo Médica: “En nuestro comercio en la Argentina pagamos comisiones que van del 15 al 25 por ciento al vender un producto. Además, la comisión real que se le pagó a Palmat era del 9,74 por ciento, ya que el porcentaje se calculaba sobre un valor mucho más bajo, el de la maquinaria en la fábrica. En una reunión que se hizo en 2006 entre todos los fabricantes que íbamos a exportar a Venezuela evaluamos que no había posibilidad de hacer la operación sin una trader por las dificultades que íbamos a tener para cobrar. Palmat gestionaba allá el cobro. Hubo un debate intenso para decidir contratar a Palmat. Luego se llegó al consenso.”

+Dicen que Médica renunció a Cafma porque estaba en desacuerdo con las operaciones con Venezuela.

Dijo Médica: “Había desinterés de continuar en las otras empresas de Cafma. La Cámara tomó una posición por el campo, y otros socios, como yo, tomamos una posición más proclive a resolver el problema. A mi juicio, seguir con las negociaciones con Venezuela era favorable. Como no se hacía, renuncié”.

+Se insiste en que el 15 por ciento de Palmat no es una comisión habitual.

Qué dijo Médica a Ercolini: Cuando se exhibió la maquinaria en la feria de Barinas, en Venezuela, se presentaron dos traders. Palmat y la brasileña Cotia. En primer lugar mencionó al hombre de Cotia, que los abordó en Barinas, Juan Manuel Fayén. “Se habló de un 15 a un 20 por ciento”, especificó Médica. La decisión de inclinarse por Palmat fue unánime, tomada en una reunión celebrada en la empresa Agrinar. “No queríamos darle al adversario, en este caso brasileño, las claves de un negocio que teníamos en la mano”. 

+Sadous sostiene que funcionarios de Planificación elegían las empresas que podían exportar y a cuáles se pagaba.

Dijo Médica:  Podían exportar todas las empresas de Cafma, aunque muchas no lo hicieron por temor a no cobrar. Y los pagos le llegaban directamente a cada empresa.

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter