INFOANPRESS
Viernes 24 de Noviembre de 2017
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Politica
La relación formal de Báez con Fariña y la relación informal con la DGI
El hijo de Lázaro Báez y directivo de Austral Construcciones, Martín Báez, reconoció que el asesor financiero trabajó para su empresa y que alguno de sus proveedores cambiaron cheques en "La Rosadita" (una supuesta cueva de Puerto Madero) para hacerse de efectivo. Los lazos del empresario con la DGI.

Noticia
  El hijo de Lázaro Báez y directivo de Austral Construcciones, Martín Báez, reconoció que el asesor financiero Leonardo Fariña trabajó para su empresa y que alguno de sus proveedores cambiaron cheques en "La Rosadita" (una supuesta cueva de Puerto Madero) para hacerse de efectivo. Los lazos del empresario con la DGI. Las declaraciones de Martín fueron publicadas por los diarios Perfil y Clarín . De acuerdo al joven empresario, Fariña fue presentado a Austral por la gente de Plus Carga, una firma de transporte ubicada en la localidad bonaerense de General Rodríguez. "Lo trajeron para que haga operaciones desde Buenos Aires, pero cuando cambió su perfil y empezó a aparecer en los medios, nos desvinculamos de él", dijo ayer Martín Báez. Las declaraciones de Báez llegaron un día después de que su padre hiciera una presentación pública en Río Gallegos afirmando que había sido "utilizado" para "manchar el honor de Néstor Kirchner". Asimismo, Martín Báez dijo no conocer a Federico Elaskar, quien fue sindicado como ex dueño de la consultora financiera SGI en Puerto Madero, más conocida como "La Rosadita". Elaskar había afirmado hace una semana en el programa Periodismo Para Todos que con la intermediación de Fariña había montado sociedades en paraísos fiscales a nombre del hijo de Lázaro. DGI Como si faltara algo, trascendió que la abogada de Lázaro constituyó su domicilio legal para litigar contra la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en las oficinas privadas del propio titular de la Dirección General Impositiva (DGI), publicó La Nación. La insólita situación tiene como protagonistas a la abogada de Báez, Paola Martínez Naifleisch, y al titular de la DGI, Angel Toninelli. Pero hay más: la letrada difunde como teléfono de su estudio jurídico una línea que aún figura, en algunas guías telefónicas, a nombre del hijo del funcionario, el también abogado Federico Toninelli.  

Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter