INFOANPRESS
Sabado 7 de Diciembre de 2019
Agrandar Fuente Reducir Fuente Cambiar Tamaño
Compartir Compartir Facebook twitter
Turismo
Reabren túnel ferroviario para ir en auto de Mendoza a Chile
Es la trocha del tren Trasandino, que está en desuso. La obra comenzará en 2020 y llevará 27 meses.
Noticia

El principal cruce cordillerano entre Argentina y Chile tendrá mejoras de infraestructura para duplicar la capacidad de circulación que hoy ofrece el paso Cristo Redentor, en el norte de Mendoza. Usando la trocha del viejo túnel del legendario tren Trasandino, que cruzaba los Andes una vez por semana, se habilitará un nuevo camino para vehículos. Así habrá dos túneles paralelos con cuatro carriles (dos de ingreso y dos de egreso) de un país a otro.   La obra costará 90 millones de dólares, financiados por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y fondos del Gobierno nacional. El plan es adjudicar el proyecto a fin de año y comenzar las obras en 2020. Demandará 27 meses de ejecución y traerá soluciones logísticas al transporte comercial y turístico entre los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico.   Argentina y Chile comparten una de las fronteras más extensas del mundo, algo más de 5.308 kilómetros. Solo superada por la que divide a Estados Unidos de Canadá, y a Rusia de Kazajistán. En el caso local, la frontera está signada por la Cordillera de Los Andes, lo que implica una enorme dificultad geográfica. Existen 40 pasos que vinculan a ambos países, y solo siete de ellos se encuentran asfaltados.   Por el túnel Cristo Redentor transitan 2.600 vehículos por día; la mayoría, camiones. Junto a este paso -separado sólo por 350 metros- hay otro, conocido con el nombre Caracoles. Se trata de un túnel ferroviario que se encuentra en desuso. El gobierno nacional acaba de publicar en el Boletín Oficial un llamado a licitación para ponerlo en funcionamiento -ya sin vías de trenes- y ampliar y refuncionalizar el actual Cristo Redentor. Las obras serán financiadas en parte por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, y en parte por un crédito otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).   El objetivo del proyecto es incrementar la capacidad del túnel para convertirlo en un paso para todo tipo de vehículos estable y moderno. "Aún no está definido el modo de circulación, si habrá carril exclusivo para camiones, pero lo importante es que se duplicará la capacidad de circulación por el paso", informó Vialidad nacional.   La primera etapa de la obra se llevará a cabo en Caracoles y debería arrancar en noviembre. Este túnel tiene unos 5 metros de ancho y 5,50 de alto; la idea es casi duplicar estas medidas. Así estará dotado de dos carriles, con banquinas y aceras para paso peatonal. Por otra parte, el proyecto prevé que se construyan cinco galerías que vinculen ambos túneles: tres serán para peatones y dos, para vehículos de emergencia y otros usos que tienen que ver con el mantenimiento y la logística de este cruce que será bautizado con el nombre "Sistema Cristo Redentor".   La segunda etapa de la obra estará vinculada al Cristo Redentor, pero aún no se informaron fechas de llamado a licitación, ni la inversión que demandará. Y está pendiente la firma de un convenio entre ambos países.   El Ferrocarril de Mendoza en Valparaíso, también llamado “Transandino”, se puso en servicio en 1910 y dejó de prestar servicio a los pasajeros en 1978, y su transporte de carga, cuatro años más tarde, debido a deslizamientos de tierra. Fue el ferrocarril transcontinental con la altitud más alta del mundo, con un paso a 3.750 metros, el camino del lado argentino llegó a Uspallata, al pie de la Cordillera Andina, entre las dos masas gigantescas de la Aconcagua al norte, la cumbre más alta de los Andes y su vecino Juncal.   El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo (UCR-Cambiemos) celebró la inversión en transporte y comunicación vehicular de la zona: “Quedan a la vista los esfuerzos de ambos gobiernos para esa mejoría. Del lado chileno, hemos visto avances sustantivos y están a punto de terminar 55 mil metros cuadrados que han realizado en el nuevo edificio de aduana. Con el gobierno nacional nos hemos puesto en la tarea de mejorar nuestro paso internacional y venimos con modificaciones sustanciales en los últimos tres años en salud, seguridad y articulando las oficinas nacionales que intervienen en el lugar”.    Y anunció que, con fondos del Ministerio del Interior, se construirá un nuevo edificio para la atención de ómnibus en el paso Cristo Redentor y que se licitará a fines de agosto. En el marco de esta iniciativa, explicó que avanza la construcción de la variante Palmira-Agrelo, una autopista de 38 km que funcionará como alternativa de la RN 7 y evitará el ingreso del tránsito pesado a la ciudad de Mendoza. Además, desde fines de marzo se encuentra en marcha la rehabilitación integral de la RN 7 entre Uspallata y Potrerillos.   El Paso Internacional Cristo Redentor -al que se accede por la RN 7- es la conexión de mayor nivel de tráfico entre Argentina y Chile y forma parte de uno de los corredores bioceánicos más importantes de la región, que vincula el puerto de Buenos Aires (Atlántico) con el puerto de Valparaíso (Pacífico). Su construcción data de 1980 y se encuentra ubicado a 3.186 metros sobre el nivel del mar en la Cordillera de los Andes.   La ampliación del Cristo Redentor se realizará en dos etapas -en las que se ejecutarán obras en ambos lados de la cordillera- y serán licitadas de manera independiente por Argentina y Chile. La primera etapa de ampliación del lado chileno se encuentra en la fase de preparación final y se estima que será licitada antes de fin de año.   La apertura de ofertas se desarrollará el próximo viernes 13 de septiembre, a partir de las 10 horas, en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno de Mendoza.