El presidente Alberto Fernández afirmó este lunes que el 10 de diciembre “va a haber otro gobierno, y va a ser uno o una de los nuestros quien va a sucederme”.

Al reiterar su convocatoria a la unidad del Frente de Todos (FdT), Fernández reiteró que “el problema está enfrente; el problema son los que dicen que la economía popular son una banda de ‘planeros’ o que hay que terminar con la indemnización por despidos o las vacaciones pagas, con la salud pública, o los que dicen que el Estado está de más”.

Así lo expresó al encabezar el acto por el Día de las y los Trabajadores de Empresas Recuperadas, en Lavallol, provincia de Buenos Aires.

Alberto Fernández llamó a “dejar de pensar que somos un país agrícola ganadero y, en el mejor de los casos, el supermercado del mundo” para “pasar a ser lo que alguna vez soñó” el tres veces presidente Juan Domingo Perón, “un país industrializado”.

“Si la coyuntura no me acompañó, dejé las bases sentadas para que eso se pueda hacer”, señaló el mandatario al encabezar en Lomas de Zamora un acto por el Día de los Trabajadores de Empresas Recuperadas.

El presidente sostuvo que el mundo vive hoy “un capitalismo muy perverso, más preocupado por lo financiero que por lo productivo”, y planteó que “el mejor capitalismo fue el que estaba preocupado por producir, porque generaba empleo”, y eso hay que “revivirlo”.

Fernández advirtió que algunos precandidatos de la oposición de cara a los próximos comicios “no ejercen la libertad de prensa” sino que “abusan de ella” y “dicen barrabasadas”, como la propuesta del diputado libertario Javier Milei de “privatización de las calles”.

Al encabezar el acto por el Día de las y los Trabajadores de Empresas Recuperadas, en Llavallol, provincia de Buenos Aires, el mandatario pidió “no entregar el poder a los que redujeron el 13% a los jubilados o que manejaban el Pami cuando (el cardiocirujano René) Favaloro se suicidó”.

El presidente Alberto Fernández participará el próximo jueves 25 de Mayo del tradicional Tedeum que se realizará en la catedral metropolitana, con motivo de conmemorarse un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.

La celebración religiosa comenzará a las 11 en la Catedral Metropolitana, presidida por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, junto con los obispos auxiliares de la ciudad, e incluirá la participación de líderes de otras confesiones religiosas.

Por su parte, el Presidente concurrirá con gran parte de su gabinete, tal como lo hizo el año pasado, informaron fuentes oficiales.

La organización del evento está a cargo de Presidencia y será transmitido en vivo por la Televisión Pública, según informaron desde la Oficina de Comunicación Institucional del Arzobispado de Buenos Aires.

Durante los dos primeros años de su mandato, a raíz de la pandemia de coronavirus, Fernández participó de los Tedeum de manera virtual.

Como en oportunidades anteriores, está previsto que el Presidente llegue a la catedral caminando desde la Casa Rosada, con la escolta del Regimiento de Granaderos y de los Patricios, y que ya dentro del templo se dirija al mausoleo del General José de San Martín para rendir homenaje y colocar una ofrenda floral al Padre de la Patria.

La celebración del tedeum -que en latín significa “A ti, Dios”- se realiza todos los 25 de Mayo desde el primer gobierno patrio de 1810, en agradecimiento por el surgimiento del Estado argentino, que proclamó su independencia en 1816.

El de este año será el último Tedeum de la gestión de Alberto Fernández y también el último de Poli, quien dejará el cargo próximamente, tras haber llegado en 2022 al límite de edad de 75 años.

De muy bajo perfil durante toda su gestión pastoral en la ciudad de Buenos Aires y con varios cuestionamientos internos, Poli presentó su renuncia el 29 de noviembre de 2022, cuando cumplió los 75 años -tal como marcan las reglas canónicas- pero, por el momento, no se hizo efectiva.

En medios eclesiásticos crece la expectativa por quién será el elegido por el papa Francisco para suceder a Poli, y se espera una definición inminente sobre quien ocupará la titularidad de la arquidiócesis porteña.

Durante las últimas celebraciones de la Semana Santa en la Catedral metropolitana, Poli reveló en una misa que el Papa le pidió quedarse hasta que se nombre a su sucesor.

“Como ustedes saben, a los 75 años los obispos presentamos al Santo Padre nuestra disposición, y fue aceptada, pero además me dio una yapa: ‘Quedate hasta que venga el próximo’”, dijo el cardenal en la misa crismal del pasado Jueves Santo sobre su conversación con el Papa.

Poli también preside actualmente la Comisión de Educación de la Conferencia Episcopal Argentina, organismo desde el cual se viene trabajando en la propuesta de un “Pacto Educativo Argentino” que será entregado próximamente a los candidatos presidenciales que se presenten este año.